suscríbete al boletín diario

Los Ángeles

Aplazan juicio oral en contra de un hombre que mató a la pareja de su ex cónyuge

El caso, que se registró en el 2017, causó conmoción en la tranquila comuna de Quilleco


 Por La Tribuna

JUZGADO DE GARANTIA (3)

El hecho de sangre se registró la madrugada del 17 de Septiembre de ese año, cuando el victimario identificado con las iniciales D.H.F.S, de 43 años, ingresó de madrugada a la casa que habitaba su ex mujer, junto a la hija en común y su actual pareja.

Allí, según los antecedentes expuestos por el Ministerio Público, en un ataque de ira, agredió con un hacha a la víctima, identificada como Braulio Arévalo Oliva de 29 años, quien se encontraba durmiendo, y aquejado de una discapacidad que le impedía mover un lado de su cuerpo.

El autor confeso del crimen, junto con ocasionar la muerte instantánea de la víctima, golpeó a su ex mujer, y cometió desacato al acercase a su vivienda, ya que estaba vigente una orden de alejamiento, a raíz de hechos anteriores de violencia intrafamiliar.

Tras permanecer recluido en el Centro de Detención Penitenciaria de Yumbel, a la espera del juicio oral en su contra, la defensa de D.H.F.S presentó nuevos antecedentes, que aplazaron la realización del juicio oral, que ahora además, se ve postergado por motivos sanitarios.

Nicolás Arismendi, abogado defensor del victimario, miembro del estudio jurídico Diaz & Arismendi, explicó que “se aportaron nuevos antecedentes, consistentes en un peritaje siquiátrico, a fin de determinar la imputabilidad del acusado, y además la declaración de un testigo, quien no había querido prestar declaración a la fecha, y en diciembre del año pasado accedió a declarar”.

Y aunque ahora estaba programado el inicio del juicio oral para este lunes 20 de Abril, a raíz de la contingencia se aplazó, ya que hay un alto riesgo en exponer a todos los funcionarios que participan de esta instancia legal, y también de los testigos, por lo que se solicitó posponer la audiencia para el 20 de Junio.

Este hombre arriesga una pena de 15 años de presidio mayor en su grado máximo por este delito, y a ello se suma, la pena por agresiones menos graves contra su ex mujer, y desacato.

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes