suscríbete al boletín diario

Los Ángeles

Seremi del Trabajo llamó a empleadores y empleados a tomar las mejores decisiones para evitar despedidos

La autoridad exhortó a los interesados a interiorizarse de las medidas extraordinarias que se dispusieron a través de la ley de protección al empleo


 Por La Tribuna

trabajadores-en-fabrica-1

En el marco del difícil momento que la crisis sanitaria ha generado en distintos frentes sociales en nuestro país, la economía y las fuentes laborales no han quedo exentas de los efectos negativos.

Y es que si bien la ley de protección al empleo busca mantener la relación laboral por el periodo de la emergencia, a través de la entrega de remuneración a través de la Sociedad Administradora de Fondos de Cesantía, AFC, aún existen dudas al respecto, dado que es una disposición reciente.

En conversación con Diario La Tribuna, la Seremi del Trabajo y Previsión Social en Biobío, Sintia Leyton, detalló que existen tres medidas extraordinarias y de carácter transitorio a la que se pueden acoger las empresas y sus colaboradores:

-Suspensión de contrato por acto de autoridad: opera cuando se declara la paralización de la actividad económica, por cuarentena o control sanitario. Esta permite pagar cotizaciones previsionales y de salud al empleado, quien recibirá su sueldo a través de la AFC, y no podrá ser despedido, mientras dure la emergencia.

-Pacto de suspensión del contrato: Opera para empleadores cuya actividad se haya visto afecta de forma total o parcial por la crisis (peluquerías, locales de comida, tiendas de ropa, etc), permite seguir pagando salud y previsión, y de igual forma el trabajador recibe su sueldo  través de la AFC. A diferencia de la primera opción, es un trámite que debe hacer el empleador, a  través a partir el 15 de Abril y se extenderá por un máximo por seis meses.

-Reducción de jornada: estaba propuesta está vigente desde noviembre del 2019, a raíz de la crisis social, donde se redujo el horario de atención de algunos negocios.

Consiste en que el empleador puede acordar con sus trabajadores la reducción de hasta un 50 por ciento de su jornada de trabajo, lo que implica que se reduce el ingreso, pero el trabajador recibirá un complemento de hasta el 25 por ciento con cargo a la AFC.

En ese contexto, la autoridad regional recalcó que en las opciones anteriores en ningún caso hay despido, ya que se busca la protección al empleo, aunque con una reducción de salarios, porque lo importante es mantener el vínculo.

“Lo importante es que los empleadores evalúen las mejores opciones dentro de lo que se está entregando, antes de llegar a la desvinculación, ya que se están dando ayudas, paquetes de mejoras, entonces deben conversar con sus empleados, para la protección y cuidado de la producción y de los colaboradores”, enfatizó Leyton.

De paso, llamó a los trabajadores a “no tener miedo a usar sus fondos del seguro de cesantía, ya que ellos, a pesar de que usen ahora su fondo por la ley de protección del empleo, están contabilizadas sus cotizaciones, y podrán usar más adelante sin restricción el fondo solidario, si es que tuvieran que enfrentar un despido”.

Recordemos que todas estas medidas son de carácter transitorio a raíz de la crisis sanitaria por COVID-19, por lo que se espera, una vez concluida la contingencia, los trabajadores puedan volver a las condiciones iniciales de sus contratos.

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes