domingo 29 de marzo, 2020

noticias por comunas

suscríbete al newsletter

Los Ángeles

¿Nos acostumbramos a ver el centro de Los Ángeles tapiado?

A casi cuatro meses del estallido social, los locales comerciales siguen prácticamente blindados, con latas y maderas, mientras la Cámara de Comercio local evalúa incrementar sus medidas de seguridad.


 Por Constanza Reyes

comercio blindado protestas estallido social centro (28)

Vitrinas blindadas, paredes rayadas, y negocios con portones metálicos, es la tónica en todo el país, incluso en Los Ángeles, donde el denominado estallido social no ha tenido mayores repercusiones ni implicancias.

A un par de semanas de Marzo, cuando el comercio intensifica sus labores, a raíz de la  aproximación del inicio del año escolar, surge la duda. ¿Nos estamos acostumbrando a ver el centro de Los Ángeles tapiado?

El sicólogo Daniel Rodríguez, explicó que este escenario puede entenderse como un “símbolo”, que evoca el recuerdo constante de que las cosas han cambiado, y que no podemos dar por sentada una realidad.

“La lectura de esto va a depender de como entiendan las personas la situación actual. Hay quienes van a ver esto como desorden y caos, mientras que otros, lo verán como una necesidad de cambio, y una expectativa de mayor justicia social. Con esto quiero decir que siempre hay que dar espacio a la particularidad de la experiencia, a que cada persona puede leerlo de manera distinta”, explicó.

El profesional de la salud mental agregó que “la incertidumbre puede afectar particularmente a quienes hayan estado cerca de situaciones violentas, por ejemplo, en Santiago donde esto puede ser más notorio. También puede afectar particularmente a quienes hayan tenido sintomatología ansiosa previa, a quienes hayan estado en tratamiento, o que hayan tenido algún tipo de morbilidad anterior, puede ver agudizado su cuadro a partir de estas experiencias”.

Por su parte el sociólogo Gastón Zambrano, Magister en Terapia Gestalt y profesor de la Universidad Autónoma de Chile, indicó que, un hilo interesante a explorar, es el negocio que se está generando en materia de seguridad.

“Se realizó una especie de actividad comercial paralela, quienes trabajan en el negocio de la seguridad, ya sea con guardias y todo, pero también desde empresas, hasta supongo personal, que fue requerido para ello, que tuvo que trabajar en estas obras. Entonces hay como una economía que se armó apropósito de la crisis o del estallido, como una economía de la seguridad, de la protección, o del miedo”.

Con respecto a la postura de los comerciantes, Zamorano aseveró que la acción de protegerse está “movida por una percepción de temor, ante una sensación de desprotección. Las percepciones son las que guían las conductas desde una mirada social, y aquí no importa tanto cuántas veces se saqueó en esa ciudad o en ese lugar, si no que lo hay es una sensación de que está ese riesgo, ese peligro y eso, junto con las creencias, desarrollan las actitudes que llevan a las conductas de protección”.

La percepción de la ciudadanía

Diario La Tribuna salió a la calle para conocer la percepción de los angelinos en torno al tema, y les consultó: ¿Cómo les afecta la situación de los locales comerciales?

Génesis Elos: “Es como raro que se vean así, porque uno está acostumbrada a venir siempre, de hecho de repente te pierdes y no sabes en qué tienda estás”.

José Mendoza: “Es complicado en todo sentido, todos nos sentimos molestos, porque está todo cubierto y uno se siente medio reprimido, al ver todo cerrado y sin la opción de libertad”.

Lorena Carrasco: “Venir al centro es como estar en una batalla, en un campo de guerra, pero igual los locales tienen que resguardarse, por su seguridad, y por los empleados. No es la idea, pero Dios quiera que no sigamos así”.

Wildo Palma: “Que esté así está bueno, porque así evitan los robos, ya que nadie respeta nada hoy en día, está bien que ellos cuiden sus locales, porque ya nadie lo hace. El gobierno no se hace cargo de esto”.

¿Cuándo terminará esto?

Consultado sobre cuándo se sacaran las protecciones de los accesos a los locales, el presidente de la Cámara de Comercio de Los Ángeles, Miguel Pezoa, dijo que lejos de retirarlas, evalúan incrementar las medidas de seguridad.

“Una de las situaciones que hemos analizado ante los distintos desmanes que se producen en las calles, con el apedreamiento de nuestros locales, quiebre de vidrios, algunos destrozos, así como también pudieran ser incendios, es poder tomar más medidas que les permita a ellos guarecerse”, detalló.

Pezoa hizo ver que “las autoridades nos han venido pidiendo que tomemos todas las medidas necesarias, yo creo que tapiar y colocar más rejas. Consultado sobre la posibilidad de contratar guardias privados, el dirigente gremial sostuvo que “todo es posible, estamos en periodo de análisis”.

Y aunque reconoció que este panorama afecta a los consumidores, dijo que el problema está en la afectación que sufre el comerciante, que ante destrozos pierde varios días de ventas, sin que nadie se haga responsable.

Especial Coronavirus

  • Compartir:
Newsletter

opinión

lo más leído

Revise su correo para confirmar
la suscripción
logo-ediciones-anterioes