sábado 14 de diciembre, 2019

noticias por comunas

suscríbete al newsletter

Los Ángeles

Junta de Vigilancia del río Biobío: el desafío del sector productivo de la provincia

La Comisión Nacional de Riego destinó cerca de $200 millones para un proyecto que se extenderá por dos años.


 Por Claudia Robles

6.1 rio bio bio (5)

El presidente de la Asociación de Canalistas Biobío-Negrete

destacó el lanzamiento del programa de apoyo a la formación de la Junta de Vigilancia del río Biobío, en iniciativa que financia la Comisión Nacional de Riego, que destinó $200 millones para el desarrollo de un programa para fortalecer Junta de Vigilancia del río Biobío.

La iniciativa, que se desarrollará durante dos años, tiene por finalidad apoyar la organización de usuarios de agua con el objetivo principal de aumentar la eficiencia en la gestión de los recursos hídricos.

En este sentido, Vallejos indicó que la inversión permitirá desarrollar diversas labores, relacionadas con la posibilidad de contar con profesionales de apoyo a las gestiones que iniciaron hace un año. “Es un apoyo que es tremendamente importante para quienes convivimos con los recursos hídricos en Biobío y que estamos empeñados en formar la Junta de Vigilancia. Es un desafío muy grande porque queremos abarcar toda la cuenca del Biobío” sostuvo, al mencionar que el Biobío destaca por contar con la tercera cuenca más importante del país, después de los ríos Loa y Baker.

“Es una cuenca muy importante a nivel nacional. Es la tercera cuenca más grande del país y presta usos hidroeléctricos, industriales, de riego y toda la actividad que aporta a la vida humana, en la parte baja de la cuenca, en Concepción”. En este sentido indicó que resulta crucial regular la gestión y la eficiencia. “Entonces, el ponernos de acuerdo entre todos los usuarios en hacer una gestión sostenible del agua, sin duda que es algo necesario para el país y principalmente para la región. Es un tremendo desafío para nosotros que estamos periódicamente trabajando en la gestión del agua”.

LEVANTAMIENTO DE DATOS

Entre los desafíos del plan se considera el acompañamiento al proceso de formación legal de la Junta de Vigilancia, la sistematización del catastro de bocatomas de canales y extracciones de usuarios del río Biobío, el levantamiento de registros de comuneros y usuarios de las organizaciones de usuarios constituidos en el río Biobío, comprometiendo el diagnóstico legal de los Derechos de Aguas, el saneamiento de 200 Derechos de Aguas de usuarios del río Biobío, hasta regularización de la inscripción en el Conservador de Bienes Raíces competente.

En paralelo, el diseño y ejecución de una estrategia de formación para los futuros dirigentes de la Junta de Vigilancia del río Biobío y la capacitación de, al menos, 25 dirigentes, en modalidad b-learning de 60 horas pedagógicas; módulos pedagógicos presenciales y acompañamiento e-learning.

Sobre los usos de las aguas del Biobío, Juan Vallejos sostuvo que al tratarse de un bien nacional de uso público, que es utilizado para recreación, pesca y actividades productivas se debe garantizar el correcto aprovechamiento de las aguas, “obviamente también hay usos indeseados que derivan en la contaminación o en la extracción ilegal, asunto que se pretende revertir. Se trata de resguardar nuestros recursos para las futuras generaciones y que pueden disfrutar de un río Biobío saludable y abundante en agua”.

El representante de los canalistas insistió en que “lo importante es entender que los recursos hídricos son un bien tan necesario y vital para todos. Al final es la sociedad en su conjunto la que debe asumir el cuidado y la correcta utilización y la mejor forma de hacerlo es a través de una gestión integrada. Entender que lo que hacemos en las partes altas de la cuenca finalmente nos va a pasar la cuenta en las partes bajas”. En este sentido, resaltó el llamado “a entender que la contaminación, al igual que las extracciones de aguas, tienen efectos en los acuíferos. Así también, debemos cuidar los glaciares y todas las formas de agua para así tener un mejor panorama hídrico”. 

NUEVA JUNTA

El presidente de la Sociedad Agrícola de Biobío, José Miguel Stegmeier resaltó que se desarrolla con miras a conformar la nueva organización, “es un verdadero y eficaz avance constituir esta Junta de Vigilancia del río Biobío”.

Agregó que se regula con equilibrio, “la mejor manera de hacer una buena gestión de las aguas de una cuenca o río en particular, es mediante una Junta de Vigilancia que integre a la mayor cantidad posible de usuarios de ese cauce, ya que permite de manera justa y equilibrada manejar la distribución de las aguas y el cuidado del ecosistema”.

El dirigente agrícola indicó que se trata de un avance relevante considerando el panorama actual, “es muy relevante que se esté conformando ahora esta nueva Junta, ya que sin lugar a dudas, permitirá resolver la mayoría de los eventuales problemas que puedan aparecer en relación a la gestión de este importante sistema multifuncional, que es el Biobío, como así mismo, debiera dar tranquilidad y garantías a los usuarios, sobre todo en una época en que estamos enfrentando una aguda sequía”. Resaltó que la nueva organización “debiera también ser clave en la defensa de las aguas de este importante río, vital para toda la región”.

Newsletter

  • Compartir:

opinión

lo más leído

Revise su correo para confirmar
la suscripción
logo-ediciones-anterioes