sábado 21 de septiembre, 2019

noticias por comunas

EDICIÓN IMPRESA

Los Ángeles

La joven angelina que cumplió su sueño de ir a China: “Para mí nada es imposible”

Alexandra Tari, de 25 años, descubrió su pasión por la cultura oriental cuando era muy joven. Desde entonces le ha apasionado este mundo, que espera vivir en plenitud.


 Por Marcela Vidal

WhatsApp Image 2019-08-23 at 18.19.51

Cuando se habla de desafíos y cumplir los sueños, Alexandra Tari Espinoza sin duda es un modelo a seguir. Todo esto luego que sus anhelos la llevaran a conocer China, en una cruzada cargada de experiencias de las más valiosas.

Sencilla, estudiosa y sin duda sacrificada, son los mejores sinónimos para esta joven angelina que a meses de regresar de una experiencia de aprendizaje que logró gracias a una beca de idioma chino mandarín a través de un convenio entre el Gobierno regional del Biobío y el Gobierno chino, en una de las experiencias que define como la mejor de su vida.

Sobre todo esto relató con orgullo a La Tribuna Finde que esta fue una experiencia enriquecedora, llena de logros y con más ideas que cumplir, porque sin duda quiere volver a un lugar donde se sintió como en casa, puesto que tuvo oportunidad de aprender nuevas culturas y además conoció lugares dignos de películas y las mejores historias.

Cabe recordar que la historia de esta entusiasta joven amante de la cultura oriental se dio a conocer en las páginas de La Tribuna, cuando el año 2018 la estudiante fue favorecida con esta beca. Sin embargo el sueño estuvo a pasos de no cumplirse por no poder costear sus pasajes.

A  pesar de todo lo complicado Alexandra logró doblar la mano al destino y  gracias a la solicitud de esta estudiante en el medio local se llegó a la meta requerida con el aporte de su actual casa de estudios, el club de Leones de Los Ángeles y el esfuerzo de su trabajo sumaron los montos necesarios para pisar el otro lado del planeta durante el mes de octubre.

“Si pudiera volver lo haría sin dudarlo. Me gusta su gente, su cultura, su historia. Todo es tan diferente que sólo me proyecto con ideas para desarrollarme en este país a futuro”, sentenció entre risas.

Hay que destacar que esta iniciativa nace luego que en China se han centrado los esfuerzos en aquellas  provincias del interior como Hubei, Jiangsu y Sichuan, donde existe menos competencia por entrar pero que a su vez constituyen inmensos mercados para nuestros productos y servicios.

El interés chino pasa también en gran medida por adquirir en nuestra región alimentos saludables y de calidad, tema en el cual ha habido un importante trabajo con los gremios y empresas de la región, así como instituciones del ámbito académico y científico, por ejemplo el laboratorio de alimentos de la UBB Chillán.

En el 2017 China se consolida como principal socio comercial con el 23% del total de las exportaciones regionales. En total $1.098.479.974 millones de dólares, los que si se comparan con la cifra de 2016, $ 968.348.818, representa un incremento del 13,4%. El aumento es muy fuerte en el rubro forestal y algo más leve en el agrícola.

Uno de los grandes hitos que se logró materializar posterior a la primera versión del Biobío Week 2017 fue la concreción de becas de estudio del Gobierno Provincial de Hubei – China para estudiantes de la Región, donde esta joven y otros chilenos resultaron beneficiados.

En medio de esto la región fue invitada especial durante la tercera versión del “Chile Week” 2017 en China, encuentro que buscaba acercar al gigante asiático a la realidad regional y profundizar las relaciones entre las dos regiones y poder proyectarlas.

CUMPLIENDO EL SUEÑO ORIENTAL

“Desde muy chica me gustó la cultura porque empecé a ver animé, doramas –novelas- y seguía a grupos musicales, después cuando empecé a estudiar, en la universidad impartían los cursos y ahí nadie me paró”, explicó entre risas esta joven ex Otaku, que en su estilo evidencia un estilo perseverante.

Sobre ello, comentó que este idioma en su vida significa otro nivel de experiencia, el que ha ido esculpiendo en distintas etapas, de manera independiente y con grupos de personas que también se interesan por el lenguaje que ama con locura.

Sin embargo todo comenzó a fondo cuando empezó su carrera de enfermería y descubrió que en su casa de estudio impartían el chino mandarín que tanto conoció en diversas series y siempre admiró, por ello comenzó a estudiarlo y a volverse una amante de su escritura.

“Después siguieron otros cursos que continué y apareció la beca que era sólo para cinco personas de la provincia, donde no era necesario haber aprendido el idioma, sin embargo cumplía con los requisitos, así que a pesar que no fue fácil llegar, creo que fue una de las mejores oportunidades”, sentenció.

En medio de esta explicación de manera inmediata Alexandra recuerda a las personas que conoció en este viaje y sus actividades en la universidad de Hubei, alumnos que como ella lograron vivir esta bella experiencia, por ello con mucho cariño agregó que aún mantiene una importante amistad a pesar de la distancia.

Todo ello, en medio de actividades que se llevaron a cabo en intercambio con brasileños, polacos, chinos y personas de otras nacionalidades que no perdieron ningún día para aprender mucho más de esta cultura ancestral.

“Las clases en la universidad eran muy diferentes con pocos profesores y pasamos por distintas especialidades entre audición, lectura y otras actividades que se realizan en esta casa de estudio, la que sin duda me dejó muchas experiencias”, comentó.

UNA JOVEN CON UNA MALETA CARGADA DE SUEÑOS

Alexandra tiene 25 años y como tantos otros jóvenes apela a diferentes metas en su vida, pero ella sí sabe cumplirlas a pesar de todas las complejidades que enfrentan las personas diariamente.

Es la mayor de dos hermanas, ambas hijas de madre soltera con quien vive camino a Pedregal y en medio de todo esto cumple con sus estudios en la capital provincial y todas las semanas viaja a su casa para ayudar en diferentes tareas.

Su hermana menor es carabinero en Santiago y ella –quien quedó con su madre- se dedica a sus estudios de enfermería. También trabaja todos los domingos 12 horas en el hospital de Los Ángeles, ingresos que le permiten costearse la vida universitaria que complementa con su beca de estudios.

“Llevo muchos años en mi carrera –entre risas-, ya estoy en cuarto y me preparo para realizar el internado profesional, después de ello sin duda quiero volver a China. Conozco otros casos de jóvenes que ya están trabajando allá y por eso no lo descarto”, sentenció esta joven que día a día realiza un sinfín de actividades.

Conversar de su madre –Mauricia Espinoza-, pareciera ser un tema complicado, pero entre risas comentó que su madre aun no la imagina en el país oriental, pero igual se empecina en cumplir este sueño que pocos se atreven a realizar.

“La primera vez no quería que fuera, la segunda tampoco y cuando vio que tenía los recursos me dijo que era voluntad de Dios, sin embargo me dice que mi destino está en Chile. Es un tema complicado para ella, porque sólo quedamos las dos y esto es un área compleja”, manifestó una vez más risueña, puesto que en sus gestos tiene ideas claras.

Sobre sus metas, cierra esta entrevista diciendo que cada día se empeña en vivirlas, y espera impaciente por volver a estar en el país que le robó el corazón y donde se sentía una más. Con todo lo relatado es inevitable describirla como una angelina con un corazón oriental.

Newsletter

  • Compartir:

opinión

Revise su correo para confirmar
la suscripción
logo-ediciones-anterioes