jueves 17 de octubre, 2019

noticias por comunas

EDICIÓN IMPRESA

Los Ángeles

Nuevos negocios, más desarrollo: Miel única en el mundo comienza a expandir su horizonte

Finalizó el estudio que encontró una miel única en la zona cordillerana de Biobío. Allí se proyectan campos de acción para el descubrimiento, que promete hacer crecer la producción en la zona.


 Por Juan Villalobos

19

El estudio “Determinación del origen floral de miel natural de abeja de la región geográfica Biobío Cordillera” concluyó que las comunas de Santa Bárbara, Antuco y Alto Biobío cuentan con una de las producciones apícolas más importantes a nivel internacional.

La noticia fue ampliamente difundida a lo largo del país por los medios nacionales.

Cabe destacar que durante el año 2017 se produjeron mil 746 toneladas de miel en la región, mientras que en 2018 creció un 3%, llegando a las mil 800 toneladas, aspecto que espera aumentar de gran manera en el año 2019. La provincia de Biobío es el eje del 70% total de la producción a nivel regional, es decir, mil 260 toneladas de miel en promedio.

Max Troncoso, investigador del departamento de Ciencias y Tecnología Vegetal de la Universidad de Concepción, explicó que los resultados más relevantes de la investigación postulan que se encontraron nuevos hallazgos de miel monofloral, nativa y endémica, lo que las convierte en únicas en su tipo.

“Los principales detalles de esta miel es que podrían estar heredando características de las plantas que son únicas, como el guindo santo, maqui y quillay. El maqui posee atributos antioxidantes y lo más probable es que la miel herede este aspecto, lo cual es beneficioso en su consumo”, agregó el académico.

DESARROLLO

El estudio se desarrolló por cerca de dos años y medio, y fue liderado por Mauricio Rondanelli, jefe del laboratorio de Palinología y Ecología Vegetal de la Universidad de Concepción, donde se pudo establecer con claridad la denominación de origen de la miel estudiada.

En este contexto, el científico explicó que se trabajó con diferentes apicultores de Alto Biobío, Santa Bárbara y Antuco, bajo la única exigencia de que se tratase de colmenas no trashumantes, es decir, fijas propias del lugar, con la finalidad que la miel obtenida representase características propias del medio ambiente (suelo, agua, vegetación).

Desde ahí se comenzó la elaboración de un informe con las cosechas de verano y otoño con cada uno de los apicultores que se asociaron al proyecto, donde se realizó el análisis polínico de las mieles.

Cabe destacar que esta investigación ha sido el primer paso para el reconocimiento de las mieles de la Región del Biobío. La información obtenida permitirá investigar los atributos de estos productos y prospectar otros sitios que pueden ser de importancia para la producción melífera y, por consecuencia directa, causar un impacto positivo en la apicultura nacional a mediano plazo.

MESA APÍCOLA

Los apicultores locales que participaron activamente en el desarrollo de este proyecto recibieron un gran punto de apoyo para conocer la composición de la miel que producen, y de esta forma poder trabajar de mejor manera un producto con estándares únicos para su venta.

Uno de los productores de la zona, Leonardo Guiñez, manifestó que con este resultado se viene a ratificar que Santa Bárbara es la capital nacional de la miel.

“Esto le va a dar un plus anexo a las mieles identificadas como únicas en el mundo, con propiedades monoflorales, para así darle un toque más gourmet a nuestros productos; ahora vamos a poder envasar y darle otro tipo de marketing a nuestras mieles”, indicó Guiñez.

En este mismo sentido, Julio Beltrán Cuevas, presidente de la Asociación de Apicultores de Los Ángeles, explicó que “el trabajo realizado por la Universidad de Concepción es muy importante, ya que representa un valor agregado de un producto que va a generar un gran porcentaje de exportación”.

AVANCE SUSTANCIAL

Por su parte, desde la Seremi de Agricultura se valoraron los resultados porque con este factor tan determinante se busca fortalecer aún más al rubro a través de la mesa apícola, para que así los productos de la miel tengan una mayor apertura al mercado nacional y se conviertan paulatinamente en una fuente fija de turismo.

“Este estudio del análisis del polen de la miel en las comunas de Antuco, Santa Bárbara y Alto Biobío nos muestran que son mieles únicas que cumplen con requisitos de inocuidad alimentaria a nivel internacional; esto ratifica el potencial agroalimentario que tiene la provincia de Biobío”, indicó Francisco Lagos, seremi de Agricultura.

Cabe destacar que esta labor es un ejemplo de trabajo encadenado entre las instituciones públicas y privadas, donde se ha desarrollado un foco de interés de carácter regional y también nacional.

Newsletter

  • Compartir:
etiquetas
desarrollo

opinión

Revise su correo para confirmar
la suscripción
logo-ediciones-anterioes