lunes 16 de diciembre, 2019

noticias por comunas

suscríbete al newsletter

Laja

Mujeres de la provincia reciben capacitación para insertarse en el trabajo


 Por Claudia Robles

capacitación 1

Irma Azócar (78) es una de las 90 personas que recibieron capacitación en la provincia de Biobío a través del programa de formación, capacitación y empleo (Profocap), desarrollado por el Ministerio de Desarrollo Social, la subsecretaría del Trabajo y la Corporación Nacional Forestal (Conaf), institución que por décimo cuarto año consecutivo asumió ese desafío al instalar nuevamente el programa Profacap entre sus prioridades institucionales.

La iniciativa, que cuenta con herramientas que promueven la inserción laboral en el mundo productivo local, incorpora en su diseño e implementación el desarrollo de capital humano a través de la capacitación en aspectos personales y técnicos, sumándose al programa 89 personas capacitadas para conseguir empleos en la provincia del Biobío. Entre ellas Irma Azócar, quien ayer se trasladó desde Hualqui a Laja donde, entre aplausos, recibió el respectivo diploma junto a las demás egresadas. “Recibir este diploma es un orgullo. Nunca imaginé poder lograr, a esta edad, estudiar y hacer tantas cosas. Estoy contenta, al igual que mi familia. Tengo nietos grandes. Estoy feliz”, dijo, al tiempo que valoró la iniciativa gestionada a través de la Conaf.

Las egresadas, recibieron sus diplomas durante una ceremonia realizada en Laja, donde se efectuó el cierre provincial, que consideró la capacitación a nivel nacional de más de 1800 personas pertenecientes al Sistema de Protección Social Chile Solidario o Subsistema de Oportunidades y Seguridad.

Durante este año, en la región del Biobío, se distribuyeron 280 cupos entre las provincias de Biobío (130) y Arauco (150). En esta ceremonia, los egresados por comuna se distribuyeron de la siguiente forma: 23 en Tucapel, 22 en Laja, 23 de Quilaco y 21 de San Rosendo.

Cabe destacar que el programa contrata, forma y capacita a los beneficiarios para que puedan insertarse laboralmente, ya sea en forma dependiente o independiente. Mientras que, en el ámbito privado, la práctica laboral se relaciona preferentemente con el sector agroforestal o en actividades productivas y de servicios, que se desarrollen en los sectores donde se imparte el programa.

En lo que es capacitación, recibieron conocimientos sobre comunicación, trabajo en equipo, liderazgo, cómo enfrentar conflictos laborales y una práctica laboral además de microemprendimiento y alfabetización digital.

MOMENTOS DIFÍCILES

El seremi del Trabajo, Carlos Jara, al término de la ceremonia valoró la perseverancia de las asistentes, agregando que “se trata de fortalecer el trabajo en la región del Biobío. Para el Gobierno es un motivo de preocupación el entregar herramientas en las distintas comunas para que las personas tengan más elementos para enfrentar el mundo laboral”.

Agregó que las circunstancias son distintas: “estamos pasando por momentos difíciles. Muy difíciles, y por eso mismo, con más ganas que nunca, salimos a entregar herramientas para que las personas tengan la posibilidad de encontrar un trabajo mediante la capacitación para que puedan insertarse al mundo laboral con ganas, capacitación y esperanza”.

Por otra parte el alcalde Vladimir Fica destacó “este es un programa que, si bien es cierto se ejecuta con recursos del gobierno regional que apuntan a Conaf para que capacite a mujeres, permite generar capacitación y sueldos durante una cantidad de meses determinado y favorece tremendamente a las familias de la provincia de Biobío”.

LA CAPACITACIÓN

Guillermina Figueroa, oriunda de San Rosendo, valoró la instancia: “esta capacitación fue para mí muy buena. Me sirve para incrementar mis ingresos. Yo soy viuda y me sirve bastante. También en los talleres aprendí nuevas habilidades para enfrentar cualquier trabajo”. 

Otra de las asistentes, Dora Leiva, quien reside en el sector Santa Ana en la hijuela Monterrey, expresó “fue una experiencia maravillosa durante los 4 meses en diferentes talleres. Aprendí mucho”.

Por otra parte, Claudia Saldivia, del Rucahue sur en Laja, expresó “nos enseñaron a ser mejores personas, cómo enfrentar posibilidades de trabajo. Estoy feliz con la capacitación y con el buen  nivel de los monitores. Siempre he trabajado como dueña de casa y como asesora del hogar pero ahora tengo otras habilidades para trabajar y seguir apoyando a mis hijos con sus estudios para que salgan adelante”.

Newsletter

  • Compartir:

opinión

lo más leído

Revise su correo para confirmar
la suscripción
logo-ediciones-anterioes