domingo 25 de agosto, 2019

noticias por comunas

EDICIÓN IMPRESA

Judicial

Se estrenó sistema de sonido para fomentar inclusión de personas con discapacidad auditiva

“Humanizar la labor judicial” pareciera ser el lema de quienes laboran en el Juzgado de Familia de Yumbel, el inmueble más moderno que posee el Poder Judicial en el país, que ahora busca dar un adecuado acceso a la justicia a las personas con discapacidad auditiva.


 Por PRENSA LA TRIBUNA

10-06-2018_21-29-041__8.2

Un paso importante en la inclusión dio el equipo de trabajo liderado por la magistrada Alicia Bravo y el administrador Patricio Rojas del Juzgado de Familia de Yumbel, ya que buscaron que los diferentes usuarios del tribunal pudieran comprender cabalmente lo que se discutía en las audiencias, por lo que crearon un simple, pero innovador sistema.

“Básicamente esto consiste en que se conectan audífonos al computador en que se está grabando el audio, con cables más largos y con volumen regulable, por lo que se puede escuchar de manera perfecta”, dijo la jueza Bravo.

A comienzos de año, llegó un desafío mayor para la iniciativa, ya que empezó su práctica en la Corporación de Asistencia Judicial (CAJ) de Yumbel, el joven postulante sordo Diego Sánchez Leonardi.

“El abogado jefe de la CAJ me llevó a observar audiencias y yo no escuchaba bien, pese a que uso un dispositivo. La magistrada (Bravo) se percató y cuando nos presentaron me preguntó si tenía alguna discapacidad. Le comenté que era sordo y le pedí que cuando viniera a audiencia hablara más fuerte. Me respondió que no y que en dos semanas me iban a cambiar de puesto y podría usar audífonos del tribunal. Pasó ese tiempo y ya estaban cuando tuve que alegar. Fue genial”, explicó el joven licenciado de Derecho de la Universidad Andrés Bello de Concepción.

El colocar el énfasis en las personas fue lo que llevó a este tribunal -que posee desde febrero de 2018 el sello “Chile Inclusivo” otorgado por el Servicio Nacional de la Discapacidad (Senadis)- a preocuparse de una situación que afecta a muchas personas.

“Esta infraestructura nos ayuda muchísimo a prestar una buena atención a los usuarios, pero nosotros debemos buscar la forma de adaptarnos a ellos, encontrando los medios para hacerlo, si es que no existieran. Hay que humanizar el trabajo, dar facilidades, acceso al edificio y a la justicia”, complementó Bravo.

Ya finalizando su práctica Diego Sánchez valoró una iniciativa que -entiende- es pionera a nivel nacional y que más allá de lo profesional lo hizo sentirse valorado.

“Siento mucho agradecimiento, pero no por cumplir la práctica, sino porque estas acciones te devuelven la dignidad humana, en donde la gente del tribunal demostró mucha preocupación e hicieron todo de forma súper expedita para que yo pudiera alegar desde un comienzo y no estar meses realizando trabajo administrativo”, resaltó.

El joven universitario agregó que “es llamativo que en un tribunal de una comuna pequeña trabaje tanto con la gente, que la incluyan de esta forma. Uno espera eso en una ciudad grande, por la pluralidad de personas que existe: de diversos credos, con discapacidad, de distintas nacionalidades u orientación sexual, pero no sucede y sí acá en Yumbel”.


  • Compartir:

opinión

Revise su correo para confirmar
la suscripción
logo-ediciones-anterioes