lunes 18 de noviembre, 2019

noticias por comunas

suscríbete al newsletter

Judicial

Declaran culpable a hombre que mató y enterró a mujer en Laja

La sentencia se conocerá a las 16:50 horas del próximo miércoles 4 de octubre, arriesgando una pena que comienza en los 10 años y un día.


 Por PRENSA LA TRIBUNA

29-09-2017_17-43-401__desaparecida

Por unanimidad, los jueces del Tribunal Oral en lo Penal de Los Ángeles resolvieron condenar a José Lillo Carrasco por los delitos de homicidio y hurto.

Los hechos por los cuales fue declarado culpable afectaron a Claudia Cruzat, una empresaria lajina que por cerca de dos meses permaneció desaparecida.

La última vez que la vieron fue el 23 de agosto de 2016, fecha en la que sus cercanos comenzaron con intensas búsquedas que permitieran encontrarla.

Sin embargo, no fue hasta el 22 de octubre de 2016 cuando lograron tener noticias concretas en torno a su paradero.

La mujer había sido enterrada a un metro y medio de profundidad en un predio ubicado a unos 4 kilómetros al norte de puente Perales.

El día anterior, la Policía de Investigaciones había logrado detener a quien fuera el autor de darle muerte y enterrar a la mujer: José Lillo Carrasco, quien habría entregado información relevante que permitió encontrar el cuerpo de la mujer al día siguiente.

Tras darle muerte, Lillo vendió el automóvil en el que se desplazaba la víctima y unas joyas que portaba la mujer al momento de ocurridos los hechos.

Por lo mismo, el hombre fue procesado por los delitos de homicidio y hurto en dependencias del Tribunal Oral en lo Penal de Los Ángeles.

Después de dos días de juicio, el tribunal resolvió condenarlo por ambos ilícitos, veredicto que fue conocido al mediodía de este viernes.

“Estamos plenamente conformes (con la resolución de los jueces). Se condenó al imputado por dos ilícitos: por homicidio y por hurto, se acogieron las circunstancias agravantes que tanto la fiscalía como la parte querellante establecimos”, relató el fiscal subrogante de Yumbel, Luis Alberto Cruz Lagos.

A ello, el persecutor agregó que se trató de una investigación extensa y que significó la desaparición de una persona y su posterior hallazgo, además de la intervención tanto de la Policía de Investigaciones como de Carabineros y que dio como resultado el haber encontrado el cuerpo de la mujer y sancionar al culpable del delito.

Diez años y un día hasta 15 años de presidio es la pena que están solicitando sólo por el ilícito de homicidio y será el tribunal quien tendrá que pronunciarse respecto a ella.

“Se le reconocieron dos circunstancias agravantes, lo que agrava la situación en cuanto a la pena que puede arriesgar el imputado. También hicimos presente la extensión del mal causado que dice relación que se trataba de una mujer, madre de familia, esposa y con el gran dolor que eso genera a sus seres queridos”, relató el fiscal.

Por su parte, la Defensoría Penal Pública no descarta interponer algún recurso legal ante la Corte de Apelaciones. Sin embargo, está a la espera de la lectura de sentencia, la que se llevará a cabo a las 16:50 del próximo miércoles 4 de octubre.

Constanza Santana, defensora de Lillo, manifestó no concordar con las agravantes expuestas en el juicio y que fueron acogidas por el tribunal.

Estas dicen relación con la superioridad de fuerza y sexo y haber actuado en un lugar despoblado.

En torno a esta última, indica que –supuestamente- el hombre habría llevado a la víctima a un sitio eriazo donde habría materializado el delito, teoría que no comparte la defensa.

“Se desconoce por parte de la defensa la agravante, se desconoce toda vez que no fue premeditado, no fue la intención de mi representado llegar a ese sitio sino que es la víctima quien conduce el automóvil y lo lleva a él a ese lugar. Por tanto, no es una situación creada, planeada ni buscada por  mi representado”, relató Santana.

En este sentido, Cruzat sería quien llevó a Lillo hasta el mismo sitio donde posteriormente fue encontrado su cuerpo, lugar donde habría tenido intenciones de conversar con el hombre.

Asimismo, expresó que solicitaron considerar la atenuante de colaboración sustancial en la investigación por parte del acusado y la irreprochable conducta anterior.

SERNAMEG

El Servicio Nacional de la Mujer y Equidad de Género (Sernameg) también se hizo parte del proceso.

Tras conocer el veredicto de los jueces, “nos vamos conformes con el trabajo desempeñado, fueron dos jornadas en las que se expusieron y aportaron todos los medios de prueba para lograr el convencimiento del tribunal de aquellas circunstancias agravantes que -esta parte- indicó al tribunal que le perjudicarían al acusado en su acusación particular”, relató la abogada regional de Femicidio y casos de connotación del Sernameg, Alejandra Espinoza.

Ha sido este organismo quien, además, ha tenido contacto directo con la familia.

Respecto a ello, Espinoza relató que el proceso para ellos ha sido difícil y esperan que -una vez que la sentencia esté firme- sus cercanos “puedan empezar a vivir su duelo de mejor manera. Los duelos son personales, es un proceso de cada familia, cada persona y por lo tanto creo que esto es un buen paso para que ellos –en algún momento- puedan alcanzar conformidad”.

Newsletter

  • Compartir:
etiquetas
empresariajuicioLajamató y enterrómujer

opinión

lo más leído

Revise su correo para confirmar
la suscripción
logo-ediciones-anterioes