suscríbete al boletín diario

Internacional

Aumentan las cuarentenas en el mundo para hacer frente al coronavirus

En todo el planeta se han confirmado más de 275,000 casos


 Por La Tribuna

COMBO-FRANCE-HEALTH-VIRUS
(COMBO) This combination of pictures created on March 18, 2020 shows deserted Paris landmarks after a strict lockdown came into effect to stop the spreading of the COVID-19 in the country (from topL) a man waiting on a bench of the Pont Des Arts on March 17, 2020, the empty square of the Louvre Pyramid on March on 17, 2020, a photograph of the Arc de Triomphe taken on March 17, 2020, the empty square in front of the Palais Garnier Opera House on March on 17, 2020, policemen standing on the Trocadero square near the Eiffel Tower on March on 17, 2020, people walking past the Sacre Coeur (Sacred Heart) Basilica on March on 17, 2020, a photo of the Carrousel Arc de Triomphe in the closed Tuileries Gardens on March on 17, 2020, a photo of the empty Place de la Concorde on March on 17, 2020, a woman meditating on the Pont Des Arts on March 17, 2020. - A strict lockdown requiring most people in France to remain at home came into effect at midday on March 17, 2020, prohibiting all but essential outings in a bid to curb the coronavirus spread. The government has said tens of thousands of police will be patrolling streets and issuing fines of 38 to 135 euros (42-150 USD) for people without a written declaration justifying their reasons for being out. (Photos by AFP)

Tres estados de Estados Unidos con una población combinada de 70 millones de habitantes confinaron a sus residentes. California fue el primero en decretar la cuarentena el viernes y Nueva York e Illinois seguirán sus pasos el fin de semana. Connecticut y Oregon se estaban alistando para tomar medidas similares.

Colombia fue la última nación sudamericana en anunciar medias similares y Sri Lanka clausuró todas sus autovías por un toque de queda durante el fin de semana.

El número de pacientes con COVID-19, la enfermedad causada por el virus, superó los 1.000 en África, según los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de África. Al menos 40 de las 54 naciones del continente tienen casos confirmados.

En todo el mundo se han confirmado más de 275.000 casos, de los cuales más de 11.000 han muerto, según un conteo de la Universidad Johns Hopkins. Más de 88.000 personas se han recuperado ya.

La mayoría de los infectados sufren síntomas menores, como fiebre y tos, y se recuperan en cuestión de semanas. Pero el virus es altamente contagioso y puede propagarse a través de personas que no muestren síntomas. Además, puede derivar en enfermedades graves, como neumonía, especialmente en pacientes mayores o con enfermedades previas.

Pero con los hospitales ya bajo presión, las autoridades están desesperadas por evitar, o al menos limitar, que se repita lo ocurrido en China y en el sur de Europa. A principios de año, el brote superó a los servicios médicos de Wuhan, la ciudad del centro de China donde se descubrió el brote en diciembre, y ahora está llevando al límite a los de Italia y España. Gran Bretaña pidió a 65.000 enfermeras y doctores retirados que vuelvan a trabajar.

El estado de Baden-Wuerttemberg, en el suroeste de Alemania, se ofreció el sábado a recibir pacientes de la vecina región del este de Francia que sufre un incremento de casos y donde los hospitales están ya sobrepasados.

En Gran Bretaña, que está por detrás de Italia, España y Francia en cuanto a la propagación del coronavirus, el sistema de salud se está resintiendo ya. El Servicio Nacional de Salud, financiado por el Estado, tiene alrededor de 4.000 camas en cuidados intensivos y unos 5.000 ventiladores, pero según los expertos son muchos menos de los que se necesitarán cuando repunten los contagios en las próximas semanas. El gobierno pidió a 65.000 médicos y enfermeras retirados que vuelvan a trabajar.

China ha estado enviando ayuda a varios países europeos aprovechando la experiencia ganada en la lucha contra el virus, que se descubrió en el país en diciembre. Un vuelo de Air China con 18 toneladas de ministros, incluyendo cientos de miles de mascarillas quirúrgicas y de protección, aterrizó en la capital griega, Atenas, en la mañana del sábado.

La pandemia se ha moderado en Asia, donde ahora la preocupación es evitar su regreso. China y otras partes de la región están importando casos de Europa y Estados Unidos, entre otros lugares.

La Comisión Nacional de Salud de China reportó el sábado que en el territorio continental no hubo nuevos contagios locales por tercer día consecutivo, aunque se detectaron 41 importados en las últimas 24 horas. Esto siguió a un repunte de los contagios en la ciudad semiautónoma de Hong Kong el viernes, que incluyó 35 pacientes llegados desde el extranjero.

China está aliviando poco a poco las restricciones al movimiento mientras trata de reactivar su economía sin llevar de vuelta el virus.

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes