lee nuestro papel digital

Identidad

Los Ángeles: Un viaje por los continentes a través de la gastronomía

Como nuevos ciudadanos de la provincia, miles de extranjeros llegan mes a mes en búsqueda de oportunidades laborales y en sí, de establecer un hogar en Chile. Una de las formas de echar raíces es a través de la comida, incorporando nuevos ingredientes a la dieta angelina y encantar el paladar de los comensales.


 Por Sofia Meier

WhatsApp Image 2022-11-28 at 09.40.16 (1)

¿Qué viene a su mente cuando escucha la palabra transculturación? Probablemente, desconozca su significado. La transculturación es la adopción de costumbres o formas culturales de un pueblo a otro y es exactamente lo que sucede en Los Ángeles. Un proceso de adaptación, mestizaje e incorporación de características de otros países, que no hacen más que nutrir un proceso de crecimiento local en forma íntegra.

En marzo de este año, la Municipalidad de Los Ángeles recibió el premio “Sello Migrante” debido al trabajo realizado a nivel local en materias de inclusión, participación y mejora en la calidad de vida de personas extranjeras que residen en la ciudad. Lo que refleja la motivación y labor a nivel provincial por incorporar a inmigrantes a la dinámica diaria.

De acuerdo con el sitio web de la Municipalidad, los datos de la Oficina Municipal de Intermediación Laboral (OMIL) revelan que cerca de 500 extranjeros han sido ubicados en diferentes trabajos en la comuna desde el 2018 hasta ahora, en rubros como frutícolas, construcción, retail y gastronomía y que los empleadores indican que manifiestan una gran disposición y rendimiento al trabajo por lo cual muchos han logrado una continuidad con mejoras salariales”.

Dice la canción “Y verás cómo quieren en Chile al amigo cuando es extranjero”, un verso que expone con elocuencia la recepción de los angelinos a la gastronomía extranjera, un aspecto de la vida cotidiana que posee mucha más historia de lo superficial al consumir en el local, antecedentes que marcaron un antes y un después en la vida de quienes administran estos lugares.

CAFÉ FRANCÉS

Ubicado en calle Colo Colo, justo antes de llegar a Ercilla, se encuentra el Café Francés. Sus socios son la pareja Estefanía Ferrada y Benoit Allain, quienes fundaron la cafetería en abril de 2012 (este 2022 cumplieron diez años en funcionamiento). Un rincón de Francia en la capital de la provincia.

En un principio, su menú contenía mayormente crepés dulces, un plato muy común en el país europeo. Al explicar su proceso de preparación, diámetro y contenido, los clientes los confundían con tacos mexicanos: “Era comida que no había acá, pero después a la gente le terminó gustando. Ya conocen el producto, lo probaron y les gusta. Rompieron barreras”.

“Nuestros ingredientes no son tan exóticos como los de la comida asiática, no es tan complicado. Ellos en general ocupan especias como en la comida árabe. Los de nosotros se encuentran fácilmente, igual como llevamos 10 años ya nos acostumbramos. Ahora, si quieres darle un toque más francés como con los quesos, lo siento, pero en los quesos chilenos no hay mucha diferencia y cuando encuentras franceses, son en general bastante caros”, comenta Benoit acerca de los ingredientes que utilizan en su local y las pocas dificultades que han presentado al buscar recrear los sabores típicos de su región.

Hay ciertos aspectos del cliente chileno que caracteriza una de las principales adaptaciones del local: la preparación del café. Estefanía, quien es chilena y conoce la cultura de la inmediatez del país, cuenta que este tipo de servicio debe ser rápido.

Sin embargo, pese a las exigencias del apresurado chileno, Allain reconoce la positividad de la mezcla de sabores internacionales y el atreverse a probar cosas nuevas: “Todas las comidas son buenas si son bien hechas, thai, pakistaní, árabe, haitiana, colombiana. No hay sólo hamburguesas y panqueques o wafles, hay un montón de otras cosas. Está bien, probando las cosas es cómo vas formando el paladar. Hay que atreverse, incluso en casa”.

MANOS PERUANAS

El mismo año 2012, otro negocio surgiría en calle Almagro. Manos Peruanas es un emprendimiento familiar, que actualmente cuenta con tres locales en la ciudad: Almagro, Lautaro y Cerro Colorado. Rescatan día a día aquellos aspectos de la gastronomía peruana que destacan en el país, respetando tradiciones de generación en generación.

Daniela Guzmán Torres, una de sus administradoras, cuenta que su carta se compone de “diversos productos con distintas variantes, siempre pensando en la modificación en caso de que llegara alguien con una situación de salud compleja”.

“Nuestra carta es adopción al paladar chileno, ya que en Perú el consumo de alimentos es en su mayoría un poco más picante, un poco más condimentada”, cuenta Guzmán con respecto a la adaptación que han debido implementar en su negocio debido a la cultura gastronómica del chileno.

En cuanto a la importancia de la incorporación de sabores internacionales en Los Ángeles, Daniela lo considera algo positivo: “Cada país es un mundo diferente de sabor, por lo tanto, siempre hay cosas por aprender y disfrutar de las cosas buenas”.

Puedes revisar también:


  • Compartir:
lee nuestra edición impresa
etiquetas
comida tradicionalLos Angelesmanos peruanasrestaurant
NEWSLETTER

opinión

lo más leído

NEWSLETTER
logo-ediciones-anterioes