suscríbete al boletín diario

Fondo de Medios

¿Qué sugieren los especialistas para estos tiempos de confinamiento?

Informe del Ministerio de Salud, elaborada por una comisión de especialistas, proporcionan algunos antecedentes importantes a tener en cuenta para hacer más llevadero el encierro.


 Por Juvenal Rivera

ANSIEDAD1

En una emergencia como un terremoto o una pandemia, es común que las personas se sientan estresadas y preocupadas, lo cual se expresa de distintas maneras.

Las respuestas comunes de las personas afectadas – tanto en forma directa como indirecta – van desde el miedo a enfermar y morir hasta y las sensaciones de desamparo, aburrimiento, soledad y depresión debido al aislamiento.

Es normal escuchar que hay quienes evitan acercarse a centros de salud por miedo a infectarse mientras reciben atención. Otros temen perder su fuente de sustento, no han podido trabajar debido al aislamiento y a ser despedidas de su trabajo.

También se manifiesta en el temor e impotencia al querer proteger a los seres queridos y miedo a perder a sus seres queridos debido al virus o al estar separadas de éstos debido al régimen de cuarentena.

Sin embargo, en el caso específico del Covid-19, hay factores específicos de estrés que afectan a la población que son el riesgo de estar infectado e infectar a otros, en especial si el modo de transmisión no es 100% claro.

Además, los síntomas comunes de otros problemas de salud (por ej., una fiebre) pueden confundirse con el coronavirus y provocar miedo a estar infectado.

También, los cuidadores pueden sentirse cada vez más preocupados porque sus hijos estén solos (debido al cierre de las escuelas) sin el cuidado ni el apoyo adecuados.

Asimismo, está el riesgo del deterioro de la salud física y mental de personas vulnerables, como los adultos mayores y las personas con discapacidades, si sus cuidadores fueran enviados a cuarentena y no dispusieran de otros cuidados y apoyo.

El constante miedo, preocupación y los factores de estrés en la población durante el brote de Covid-19 pueden tener consecuencias a largo plazo en las comunidades y familias:

–    Deterioro de las redes sociales, las dinámicas y economías locales

–    Estigma hacia los pacientes que tuvieron la enfermedad, lo que puede causar el rechazo por parte de las comunidades

–    Posible enojo y agresión contra el gobierno y los trabajadores de primera línea

–    Posible falta de confianza en la información que brinden el gobierno y otras autoridades

–    Recaídas y otras consecuencias negativas en personas con trastornos de la salud mental y abuso de sustancias existentes o en desarrollo, debido a que evitan concurrir a centros de salud o no pueden acceder a sus cuidadores profesionales

Algunos de estos miedos y reacciones surgen de peligros reales, pero muchas reacciones y comportamientos emergen también de la falta de conocimiento, los rumores y la información falsa.

Puede haber estigma y discriminación social en relación con el Covid-19, que incluya a las personas infectadas, sus familiares y los trabajadores de la salud, así como otros trabajadores de primera línea.

Se deben tomar medidas para abordar el estigma y la discriminación en todas las etapas de la respuesta de emergencia al Covid-19. Se debe tener cuidado de promover la integración de las personas que se vieron afectadas sin hacer foco excesivamente en ellas.

Desde una perspectiva más positiva, algunas personas pueden atravesar experiencias más favorables como el orgullo de haber encontrado formas de afrontar un problema y su resiliencia.

(Proyecto ejecutado con el financiamiento del Ministerio Secretaría General de Gobierno.)

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes