suscríbete al boletín diario

Fondo de Medios

Salud mental: cómo apoyar a los adultos mayores

Es importante proporcionar apoyo emocional a las personas de más edad, a través de redes informales (familias) y la ayuda de profesionales de la salud mental.


 Por La Tribuna

Adultos Mayores

Los adultos mayores, en especial aquellos que se encuentran en aislamiento o padecen deterioro cognitivo/demencia, pueden volverse más ansiosos, enojados, estresados, alterados, recluidos, excesivamente desconfiados durante este periodo de emergencia sanitaria que los obliga a permanecer en sus hogares.

Por lo mismo, se sugiere proporcionar apoyo emocional a través de redes informales (familias) y la ayuda de profesionales de la salud mental.

Se pueden compartir datos simples sobre lo que está ocurriendo y brindar información clara sobre cómo reducir el riesgo de infección en un lenguaje que las personas mayores con/sin discapacidad cognitiva puedan comprender. Si es necesario repetir la información, hay que hacerlo.

Las sugerencias a continuación se aplican por lo general a las personas mayores que residen en comunidad.

  • Los adultos mayores son particularmente vulnerables al Covid-19 dadas sus fuentes de información limitadas, sistemas inmunitarios más débiles y la tasa de mortalidad más alta observada en la población mayor.
  • Se debe prestar especial atención a los grupos de alto riesgo, es decir, las personas mayores que viven solas/sin parientes cercanos; que tienen una condición socioeconómica baja y/o afecciones de salud de comorbilidad, como deterioro cognitivo/demencia u otras afecciones de la salud mental.
  • Es necesario informar a las personas mayores con deterioro cognitivo leve o demencia en etapa temprana sobre lo que está ocurriendo dentro de la medida de su capacidad y brindar apoyo que alivie su ansiedad y estrés.
  • En cuanto a las personas con deterioros moderados o demencia en etapas avanzadas, se deben satisfacer sus necesidades cotidianas y médicas durante el periodo de cuarentena.
  • Se deben satisfacer las necesidades médicas de los adultos mayores con o sin Covid-19 durante el brote. Esto incluye el acceso ininterrumpido a los medicamentos esenciales (para la diabetes, el cáncer, enfermedades renales, entre otras).
  • Se pueden utilizar servicios de telemedicina o servicios médicos en línea para prestar los servicios médicos necesarios.
  • Además, se debe brindar a todas las personas mayores aisladas o infectadas, información verídica sobre los factores de riesgos y sus posibilidades de recuperación.
  • Las personas mayores pueden tener acceso limitado a las aplicaciones de mensajería, como whatsapp.
  • Los adultos mayores deben recibir información fidedigna accesible y datos sobre el brote, el avance, el tratamiento de Covid-19 y estrategias eficaces para evitar infectarse.
  • La información debe ser de fácil acceso, es decir, clara, en lenguaje simple, en letra grande, además de provenir de fuentes múltiples y fiables (medios de comunicación públicos, redes sociales y organizaciones de salud confiables) para evitar comportamientos irracionales como surtirse de hierbas medicinales ineficaces.
  • La mejor forma de comunicarse con las personas mayores es a través de sus teléfonos o en visitas personales periódicas (si fuera posible). Se debe alentar a los familiares o amigos a llamar a sus parientes mayores con regularidad y enseñarles a las personas mayores cómo utilizar las videollamadas (video chat).
  • Es posible que las personas mayores no estén familiarizadas con el uso de dispositivos de protección o métodos de prevención o que se nieguen a usarlos. Por lo mismo, las instrucciones sobre cómo usar dichos dispositivos se deben comunicar de forma clara, concisa, respetuosa y paciente.
  • También es posible que las personas mayores no sepan cómo utilizar los servicios en línea, como las compras en línea de sus provisiones cotidianas, consultas, líneas de ayuda o atención de la salud. Se debe brindar a las personas mayores información y explicarles cómo obtener asistencia práctica si la necesitaran, como un taxi o la entrega de alimentos.
  • La distribución de bienes y servicios materiales de prevención (por ej., mascarillas, desinfectantes), provisiones de alimentos suficientes y el acceso a transporte de emergencia puede reducir la ansiedad en la vida cotidiana.
  • Se debe sugerir a las personas mayores algunos ejercicios físicos que puedan realizar en sus hogares mientras realizan la cuarentena para mantener su movilidad y reducir el aburrimiento.
Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes