suscríbete al boletín diario

Espiritual

San Sebastián sigue llevando a miles de creyentes a peregrinar incluso en pandemia

Los párrocos y encargados del santuario han debido reinventar la manera en la que mantienen la tradición de agradecer al santo, con transmisiones en línea que no quitan a los fieles las ganas de pagar sus mandas como antes.


 Por Jorge Guzmán B.

Foto nota San Sebastián
Miles de fieles llegan año a año desde distintos sectores de Chile, e incluso desde el extranjero, a pagar sus mandas o a pedir favores a San Sebastián, muy relevante para Yumbel.

La importancia de la festividad católica de San Sebastián, que reunía a alrededor de más de 500 mil feligreses que van a pagar su manda o a agradecer por favor concedido, es innegable. Las primeras peregrinaciones a Yumbel se remontan a 1878 y se han traspasado de generación en generación, llegando a ser las más multitudinarias de la zona sur del país.

El párroco del santuario San Sebastián, padre Claudio Placencio Cisternas, explicó que ha recibido “testimonios de familias y matrimonios que agradecen al santo” año a año. 

Y según el rector del Santuario San Sebastián “esta tradición cristiana se traspasa de generación en generación”. 

El mismo religioso contó a diario La Tribuna que sus padres y sus abuelos “me heredaron la devoción”. La misma historia ha escuchado en palabras de otras personas “que se encuentran en el Señor con San Sebastián”. 

De hecho, según Placencio, “muchas personas, incluso del extranjero llegan y fortalecen a la zona”. La actividad económica local también se ven favorecida por la afluencia de personas que llegan a pagar sus mandas, cada 20 de enero y 20 de marzo, respectivamente. 

“Algunos venden artículos religiosos y la comunidad recibe con agradecimiento a los peregrinos, que ayudan a mover el comercio”, detalló. 

CAMBIOS DE UNA PRÁCTICA TRADICIONAL

Sin embargo, la pandemia del Covid-19 también limitó la presencia de los peregrinos, que no podían llegar desde comunas en cuarentena. 

Al padre también llegaban comentarios sobre peregrinos que le decían que anhelaban el retorno al santuario de forma presencial, “que se extrañó en cuarentena”. 

Al día de hoy, Claudio Placencio aseguró que “se están respetando los protocolos, de manera que celebramos la eucaristía y la novena de San Sebastián de manera virtual”. 

Ahora pueden tener un retorno gradual a las celebraciones y están celebrando la eucaristía en la parroquia “los lunes, miércoles y viernes, previa inscripción”. 

“Utilizamos Facebook, Instagram, radio San Sebastián y radio Centinela, que nos han ayudado a mantener la eucaristía en estos tiempos”. 

Según el cura, “las redes sociales nos ayudan a llegar a más fieles y planeamos mantenerla”.

FAVORES CONCEDIDOS Y MANDAS PENDIENTES

Uno de los tantos fieles de Los Ángeles que llega a Yumbel año a año a pagar su manda es Carlos Weldt. Contó a diario La Tribuna que la peregrinación es una tradición que mantiene “desde que iba con mis padres, hasta el día de hoy, que voy con mi esposa”. 

Incluso uno de sus hijos se llama Sebastián, en honor al Santo. 

Pero al día de hoy, siente un peso que no ha podido sacarse: cumplir su manda religiosa, como lo ha hecho durante prácticamente toda su vida. 

“Como hombre de fe, uno siente la obligación de cumplir la manda, y cuando se hace uno se siente bien”, contó Weldt a diario La Tribuna. 

EL SACRIFICIO, EL ANHELO

Weldt camina seis kilómetros desde Yumbel Estación. “Llegamos a las 12 de la noche, iniciamos nuestra caminata hasta el santuario, y volvemos a Los Ángeles a las 3 de la mañana”. 

Esto dos veces al año, “el 20 de enero y el 20 de marzo”, dijo el devoto al santo.

Pero los últimos dos años no ha podido pagar su manda habitual. “Espero que podamos ir el 2022”.

Especial Coronavirus

  • Compartir:
etiquetas
San Sebastiansan sebastian yumbelYUMBEL

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes