suscríbete al boletín diario

Destacados

La historia del joven trombonista angelino que vuelve a tocar en el Festival de Viña

Con solo 20 años y por segundo año consecutivo, Héctor Contreras Rivera integra el grupo de músicos que componen la orquesta estable del mayor evento festivalero a nivel latinoamericano.


 Por La Tribuna

IMG_5297

Tiene apenas 20 años y ya es segunda vez que está en el Festival Internacional de la Canción de Viña del Mar, el principal evento artístico-musical de América Latina. Específicamente, es uno de los músicos de la orquesta que anima cada una de las jornadas festivaleras.Héctor Contreras Rivera, un joven nacido y educado en Los Ángeles, está en ese escenario gracias a su dedicación, empeño y determinación a toda prueba, abriéndose paso en el exigente mundo de la música nacional junto a su fiel compañero: el trombón.Como él mismo relata, todo partió a los tres años cuando empezó a tocar la guitarra. Después se hicieron constantes sus participaciones en el grupo musical de la iglesia evangélica en la que participa junto a su familia. Y de esos lejanos inicios en el living de su casa, ahora – a sus 20 años -, es parte de la orquesta del Festival de Viña que la conforman músicos profesionales de dilatada trayectoria. En medio de todos ellos está Héctor, uno de los más jóvenes del grupo.El joven – cuya familia vive en villa Galilea y que cursó estudios en la escuela 6 “Manuel Blanco Encalada” y después en el Liceo A-59 Bicentenario – explica que su presencia en el certamen musical se la debe al director de orquesta, Carlos Figueroa. Lo conoció en 2017 gracias a un trompetista chileno que integra la orquesta de Ricky Martin. Después de hacerle unas pruebas y verlo tocar en estudio, Figueroa lo llevó a la orquesta que estuvo en la Teletón en los años 2017 y 2018. Ahora el mismo director lo volvió a invitar a tocar en Viña del Mar, donde es parte del máximo evento de la música popular, siendo testigo privilegiado de un espectáculo pletórico de estrellas y de músicos que los acompañan en sus presentaciones.Pero lo de Héctor no se remite únicamente a esos eventos masivos. Pese a su corta edad, ya desde los 15 años que recorre el país con su arte. En un hito dentro de su carrera profesional, con la orquesta de Julio Palacios recorrió el país de norte a sur.Antes de estar por segunda vez en Viña del Mar, se embarcó en un crucero de lujo que lo tuvo dos meses por Australia y Nueva Zelanda. Lo hizo para la banda de músicos que amenizaba las jornadas para los pasajeros y, también, para perfeccionar su manejo del inglés. De hecho, era el único latino en la orquesta y todas las instrucciones eran en ese idioma, lo que fue una gran oportunidad para aprender el inglés.Además, el mismo cataloga como grandiosa la experiencia de embarcarse a bordo de ese crucero de lujo, que lo llevó a conocer decenas de puertos en Oceanía.
EL TROMBÓNEl trombón lo viene tocando hace ocho años. Ensaya de cinco a seis horas diarias para perfeccionar su arte, para corregir errores, para probar nuevas variaciones musicales. “Lo que se ve es la parte bonita de mi trabajo pero son horas y horas todos los días en que estoy encerrado, ensayando, leyendo partituras, practicando diversos estilos musicales”, comenta.Sin embargo, admite que sus proyecciones son mucho mayores. Sabe que en el país prácticamente ha tocado techo, que no tiene muchas más opciones de mejorar. Por eso, su pretensión es continuar perfeccionándose y ya tiene un destino definido: irse a Nueva York entre mayo y octubre, abordar otro crucero de lujo y aprovechar tomar clases particulares para mejorar las técnicas de su instrumento. Sus metas a largo plazo son tener un estudio de grabación propio y ser solista en el trombón, aunque admite que eso exclusivamente lo podría hacer en el extranjero, porque aún le falta al país reconocer el valor de tocar ese instrumento.Por lo pronto, sigue ahí, como uno más de los integrantes de la orquesta en la sexagésima primera edición del Festival de Viña del Mar, llevando no solamente su arte a ese lugar, sino que también el nombre de la ciudad de Los Ángeles a la cual pertenece.

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes