miércoles 17 de julio, 2019

noticias por comunas

EDICIÓN IMPRESA

Educación

Escolares angelinos buscan comprobar si agua del estero Quilque puede ser utilizada para el riego

La iniciativa fue presentada por alumnos de séptimo básico de la escuela Isla del Laja y se trata de uno de los 10 proyectos Explora adjudicados por establecimientos educacionales de Los Ángeles.


 Por Alejandra Sánchez

7

Alejandra Sánchez Ocampo

[email protected]

Cuatro alumnos de la Escuela Isla del Laja de Los Ángeles serán los encargados de investigar si las aguas del estero Quilque son aptas para ser utilizadas en el riego de plantaciones agrícolas.

La iniciativa es parte de los diez proyectos adjudicados por establecimientos educacionales de Los Ángeles, correspondiente a la iniciativa “Clubes de investigación científica escolar” por parte de Explora Conicyt, el que se traduce en financiamiento de 100 mil pesos y asesoría.

Al respecto, Liurallen Ríos, docente de Ciencias Naturales, y encargada de la Coordinación del Medioambiente y del Área de Ciencia de la escuela detalló cómo llegaron a proponer este trabajo en el estero Quilque.

“Primero que todo nosotros estamos en una red de ciencias que los lleva a cabo Adriana Toledo del Departamento de Educación Municipal de Los Ángeles, y ella siempre nos está hablando de crear proyectos y todo, y del año pasado que venimos peleando por hacer alguno”, comentó a diario La Tribuna.

Dado lo anterior, durante este año, mediante un taller se trabajó con alumnos de séptimo básico, todo lo que es el método científico, y fue en esa instancia que Liurallen les propuso buscar ideas para presentar un proyecto.

“Yo le propuse la idea que ellos miraran su entorno y buscaran qué podíamos investigar que tuviera un impacto mediático social y que pudiéramos potenciarlo, mejorarlo, todo en base a la comunidad”, añadió.

A lo que agregó que “unos de estos chicos viven muy cerca del estero Quilque y ellos un día llegaron con su proyecto porque se supone que era a nivel de curso y cada cosa se tenía que organizar en grupo y presentarme la mejor propuesta para postular a este proyecto”.

De esas propuestas llegaron varias, entre las que se encontraba la relacionada con las aguas del estero. “Llegaron dos alumnos, Nayareth y Michael, y me dijeron ‘tía sabe que yo quiero investigar el Estero Quilque’, yo lo había comentado a la pasada en una clase, pero ellos lo tomaron y se apoderaron del tema, me expusieron su interés y comenzaron a realizar preguntas en torno a dicho flujo de agua, en relación a cómo estaba su calidad de agua y si era apta para el riego o no, entonces empezamos a analizar”, expresó.

La idea de estos alumnos era dar una solución o hacer algo para mejorar la calidad del agua o simplemente determinar si se puede o no utilizar para el riego, “esto, considerando que ellos viven cerca del estero y han visto que es utilizado para el riego agrícola, a lo que se suma la categoría que tiene considerándose sus aguas contaminadas”.

Por lo que dentro del trabajo se realizaron algunas visitas a predios cercanos a Los Ángeles por donde comienza el estero, esto con el objetivo de, más adelante, tomar muestras del agua.

“La idea es tomar muestras tanto antes del sector urbano como  en la zona centro, en la avenida Los Ángeles específicamente, y luego donde ya se transforma en un cauce abierto el estero Quilque, se sabe que hay plantaciones agrícolas que utilizan el agua para los regadíos, entonces esa es como la mayor preocupación de ellos, por la fama que tiene el estero, por las deposiciones y todo eso”, explicó la profesora.

EL PROYECTO

La hipótesis del proyecto en este caso se refiere a que el agua del estero Quilque presenta contaminación química y microbiológica, por lo que no es apta para el uso en riegos permitidos.

Dado lo anterior, el objetivo general del proyecto es determinar la calidad del agua del estero Quilque en Los Ángeles.

En tanto, los objetivos específicos van en determinar la calidad de agua utilizada para el riego de cultivo, establecer parámetros fisicoquímicos y microbiológicos del estero en distintos puntos de su curso y comprobar el efecto del agua contaminada sobre las plantas que se riegan con ella.

“Por eso tenemos que visitar agricultores, medir el agua y presentar después nuestros resultados, comprobar que no es apta para el riego de cultivo, entonces después de nuestro análisis, vamos a ver si refutamos o aprobamos nuestra hipótesis”, expresó.

EL APOYO

Para llevar a cabo esta iniciativa, la comunidad educativa del establecimiento se encuentra trabajando en equipo, consiguiendo el apoyo de entidades gubernamentales para darle mayor peso a su investigación y que el proyecto no quede ahí.

“En estos momentos no hemos tenido respuesta de nadie, porque supimos recién ahora que había salido aprobado nuestro proyecto, nosotros ya estábamos en contacto con funcionarios  de la Seremi de Salud que nos dijeron que redactáramos una carta, para que veamos la posibilidad que ellos nos analicen las muestras”, explicó la docente.

Además, enfatizó que igualmente cuentan con el apoyo de Explora Conicyt, quienes lo hacen a través de la Universidad de Concepción, pero “igual queremos verlo por otro lado, como la Seremi de Salud, el laboratorio de Inacap, el laboratorio de la Universidad de Concepción, para que esto tenga un techo, porque claro, vamos a tomar las muestras, pero no van a ser inocuas, y lo que queremos nosotros es que sean lo más cercano a la realidad, porque va a ser una información que se va presentar en el Congreso”.

CREAR CONCIENCIA

Además con esto, no sólo se intenta corroborar que el estero no es apto para el riego, sino también educar y crear conciencia del cuidado de los flujos de agua que existen en la zona.

“El estero Quilque está contaminado, nosotros lo hemos echado a perder y para eso queremos también potenciarlo con nuestros alumnos, crear conciencia en la comunidad, proteger nuestros esteros, nos puede servir para la agricultura, para el regadío, sobre todo en las temporadas de verano, para que puedan ser usadas de buena manera y ver cómo la población nos puede ayudar en esto también, si es un trabajo de todos”, comentó.

Esta es la segunda vez que la escuela Isla del Laja presenta un proyecto pero es la primera vez que está adjudicado por Explorer.

En el proyecto participan cuatro alumnos y la profesora y tienen plazo hasta agosto para tener los resultados y discutirlos para presentarlos en septiembre.

Finalmente, Liurallen Ríos destacó a sus alumnos Michael y Nayareth, quienes fueron los que comenzaron con la iniciativa de querer saber de su estero ‘vecino’, “están muy empoderados y el apoyo de nuestra directora, Andrea Valdés, y el de los apoderados también ha sido muy importante para nosotros como comunidad escolar”.

Del mismo modo, acentuó que “todo esto nació del querer investigar, de analizar, creerse científicos, y esperamos que este proyecto sea un aporte para todos”.

Los jóvenes durante este año participaron en diversos talleres activos sobre el método científico.
 

  • Compartir:

opinión

Revise su correo para confirmar
la suscripción
logo-ediciones-anterioes