lee nuestro papel digital

Editorial

Herramientas para el emprendimiento


 Por La Tribuna

El 12 de octubre de 2022, el Congreso aprobó el proyecto de ley Fintech que es catalogada por los especialistas como un paso adelante para acercar a Chile a los estándares más avanzados en la regulación de un ecosistema que se expande vertiginosamente, en el que los pequeños inversionistas locales tendrán la oportunidad de participar con mayores garantías y oportunidades. Su aprobación es fundamental para el desarrollo del país en esta materia.

El proyecto fue despachado el 12 de octubre por una amplia mayoría de la Cámara de Diputados en su trámite final, por lo que ya se puede hablar del inicio de un nuevo paradigma legal en el mundo financiero local.

El texto aprobado indica que la Ley FinTech “regula la comercialización de las plataformas de financiamiento colectivo, los sistemas alternativos de transacción, la asesoría crediticia y de inversión, la custodia de instrumentos financieros y el enrutamiento de órdenes e intermediación de instrumentos financieros”.

A su vez, define el término “FinTech” como “actividades que impliquen el uso y aplicación de la innovación y los desarrollos tecnológicos para el diseño, oferta y prestación de productos y servicios financieros”.

Por mandato legal, la Comisión para el Mercado Financiero (CMF) debe llevar adelante la fiscalización, para lo que estará a cargo de administrar un Registro de Prestadores de Servicios Financieros.

En términos simples, la ley fija lineamientos importantes para la industria financiera, sumando mejoras a la labor, como ente regulador, que desempeña la Comisión para el Mercado Financiero (CMF), y en torno a nuevos actores tecnológicos.

Es así como la Ley Fintech proporcionará nuevas soluciones para sus negocios y proyectos a los emprendedores, se producirá una mayor democratización financiera y también una mejor competencia, elementos fundamentales para el desarrollo y escalamiento de las empresas de base tecnológica y financiera.

Todo lo anterior es fundamental ya que se empareja la cancha y aumenta la competencia en la industria, promoviendo la innovación, y estableciendo un marco regulatorio para las finanzas abiertas, situando a Chile en la vanguardia en este tipo de productos.

Según datos del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), a nivel local las empresas de finanzas tecnológicas crecieron un 40,9% entre 2020 y 2021.

Si lo vemos desde el lado del financiamiento, según todos los indicadores, el sector Fintech es, con diferencia, el sector de más interés en la región. Los datos de LAVCA sobre tendencias del 2021 así lo reflejan: el 39% del capital y el 30% de las operaciones se realizaron en el área Fintech, lo que habla del valor al emprendimiento a buscar soluciones y la enorme oportunidad y desafíos que tiene la misma.

Desde otro ámbito, la Ley Fintech representa un marco regulatorio necesario para las empresas que ofrecen servicios y productos financieros 100% digitales y que, en el último tiempo, han demostrado un crecimiento exponencial en nuestro país.

Para seguir avanzando, hay que pensar en grande e impulsar cambios positivos para los ecosistemas sociales. Hoy el país tiene la opción de tomar la delantera en esta materia lo que es sin duda un logro histórico, pero lleno de desafíos ya que el éxito va a depender de su implementación. Hoy en el momento de la historia en que se requiere de emprendedores que sean realmente catalizadores de estos nuevos cambios, apoyémoslos, no lo dejemos pasar.


  • Compartir:
lee nuestra edición impresa
NEWSLETTER

opinión

lo más leído

NEWSLETTER
logo-ediciones-anterioes