lee nuestro papel digital

Editorial

60 años de Apialán


 Por La Tribuna

Fue el 31 de octubre de 1962 cuando un grupo de pequeños industriales y artesanos de nuestra capital provincial se reunieron para dar una estructura formal a una asociación gremial que representara los intereses de sus integrantes, de cara a los desafíos de aquellos años. Nació con el nombre de Asociación de Pequeños Industriales y Artesanos de Los Ángeles, aunque es popularmente conocida por su sigla: Apialán.

La década en que este grupo de emprendedores locales se decidió agrupar fue muy particular. La población era una cuarta parte de la actual (unos 60 mil habitantes) y la capacidad económica era infinitamente más baja. De hecho, una de las características de ese tiempo eran los grandes bolsones de pobreza, conocidos como “poblaciones callampa”. En consecuencia, la actividad económica era mucho más restringida y giraba principalmente en torno a la agricultura tradicional (trigo y maíz), gracias a la introducción masiva del riego y la instalación de la planta Iansa, en la década anterior, para la producción de azúcar a partir de la remolacha. Varias décadas después haría irrupción la actividad forestal.

Sin embargo, el mundo ya estaba dando señales de un desarrollo a niveles nunca antes visto. En esos mismos años, el hombre llegaría a la luna y se haría el primer trasplante exitoso de corazón mientras que las fronteras comerciales se fueron derribando una a una en las décadas siguientes.

Eran tiempos convulsos cuando ese grupo de micro, pequeñas y medianas industriales de la zona comprendió que debían trabajar de manera colectiva para hacer frente a los enormes desafíos que estaba imponiendo una sociedad que avanzaba a un paso vertiginoso. Aquellos primeros asociados entendieron que asociados, podían tener mejor opciones de mantener sus actividades en pie. También comprendieron que debían buscar herramientas para capacitarse y estar a tono con las exigencias que iban surgiendo en el camino.

En sus inicios, Apialán participó activamente de ferias nacionales e internacionales organizadas por la federación a nivel nacional, así como en actividades de capacitación y asesoría. Se trató de una acción propiciada por la asociación gremial en conjunto con organismos gubernamentales, como la Inspección del Trabajo, Corfo y organismos no gubernamentales, como la Universidad de Concepción, entre otros.

En este 2022, ad portas de los 60 años desde aquel hito fundacional, Apialán sigue empeñada en propiciar el trabajo colaborativo que permite a sus asociados estar mejor preparados para una sociedad en constante cambio y evolución.

La emergencia sanitaria por el Covid-19 obligó a un receso forzado en la acción gremial. Sin embargo, pasadas los momentos más difícil de la pandemia, los asociados han vuelto a reunirse para tomar decisiones respecto de los desafíos que les depara la sociedad actual, como la digitalización de la mayoría de los procesos productivos.

De la mano de su directorio, existe la voluntad para liderar ese proceso con ánimo y entusiasmo, entendiendo que la actividad de la micro, pequeña y mediana empresa es fundamental para el desarrollo de la comuna y del país.


  • Compartir:
lee nuestra edición impresa
NEWSLETTER

opinión

lo más leído

NEWSLETTER
logo-ediciones-anterioes