lee nuestro papel digital

Editorial

Día Mundial de la Conservación del Suelo


 Por La Tribuna

Desde 1963, en memoria del Dr. Hugh Hammond Bennnett, quien lideró el movimiento de conservación del suelo en Estado Unidos, todos los 7 de julio celebramos el Día de la Conservación del Suelo, permitiendo una reflexión en torno a la importancia de éste y a la gran amenaza que implica su degradación.

La degradación del suelo es un proceso que reduce la capacidad de la tierra para el correcto funcionamiento de sus ecosistemas, lo que a la larga significa menor rendimiento de cosechas, menor regulación del balance hídrico, reducción de la biodiversidad, contaminación del agua, liberación de C02 a la atmósfera, entre otros.

En Chile, la principal causa de la degradación de los suelos es provocada por la contaminación de los distintos procesos industriales. Sus desechos y los productos agroquímicos y fertilizantes actúan como agentes contaminantes alterando las propiedades químicas, biológicas y físicas del suelo.

Finalmente, esto se ve reflejado en el menor crecimiento o mortalidad de las plantas y la disminución de la población de organismos que viven en el suelo, fundamentales para el adecuado funcionamiento de los ecosistemas.

Su conservación, en tanto, va de la mano del cuidado del agua. Su estrecha relación permite entender cómo surge la vegetación, los ecosistemas y, a su vez, la necesidad de una mejor gestión de los recursos hídricos. 

El gran problema es que nuestro país, enfrenta la década más seca del milenio y hoy es el país número 18 con mayor estrés hídrico del mundo.

Es por esto, que un punto importante para evitar la degradación de suelos, y contar con ellos para temas tan fundamentales como es la agricultura, y por ende la alimentación; es el buen uso del recurso hídrico.  Una cosa lleva a la otra, y ambas son responsabilidad de todos y todas.


  • Compartir:
lee nuestra edición impresa
NEWSLETTER

opinión

lo más leído

NEWSLETTER
logo-ediciones-anterioes