lee nuestro papel digital

Editorial

Receso obligado


 Por La Tribuna

A contar de hoy, debido al aumento de la circulación de virus respiratorios y a la alta ocupación de camas UCI y UTI pediátricas, los ministerios de Salud y Educación anunciaron cinco días hábiles de suspensión de clases, los que se suman a las vacaciones de invierno planificadas por los establecimientos de educación escolar y parvularia.

La medida, que rige entre las regiones de Arica y Parinacota y Los Lagos, es obligatoria para todo el sistema escolar y de educación parvularia, públicos y privados.

De esta forma, en los establecimientos escolares las y los estudiantes iniciarán sus vacaciones hoy 30 de junio y finalizarán el 22 de julio, debiendo volver a clases para comenzar el segundo semestre el lunes 25 de julio.  En tanto, a nivel parvulario el receso recomendado forzoso se extenderá hasta el próximo 6 de julio.

Sin duda, una pausa obligada que es entendible por temas sanitarios pero que no ha estado exento de críticas, principalmente, de familias, padres y apoderados que no cuentan con las redes de apoyo necesario para asumir el cuidado de niños y niñas, en el hogar, cuando se exime la alternativa educacional.  Considerando, además, que hoy en Chile, el retorno a la presencialidad laboral se va incrementando.

Una situación que deja abierto el análisis respecto a las garantías que las familias tienen en términos de cuidado de niños y niñas.  ¿Existe una crisis de crianza?, al parecer la respuesta es un claro si, sobre todo en el caso de las madres trabajadoras, quienes siguen analizando la opción de postergarse en términos laborales, porque están expuestas a situaciones como la enfermedad de sus hijos e hijas, procesos de cuarentenas de los establecimientos educacionales, y ahora, vacaciones más extensas.

Cómo resolverlo, existe una serie de acciones gubernamentales que no se reflejan en todas las realidades, tampoco son permanentes en el tiempo, como por ejemplo, el postnatal de emergencia, el subsidio protege y la posibilidad de teletrabajo.  Todas ellas, periódicas pero no sistemáticas. 

Ante esto, hoy más que nunca es necesario analizar proyectos que la Ley de Crianza Protegida y por cierto, la opción de teletrabajo, efectivo, como medidas garantizadas.

Mientras tanto, el Ministerio de Educación, resolvió que los establecimientos educacionales se mantendrán abiertos entregando el servicio de alimentación y atención a las y los estudiantes que excepcionalmente así lo requieran.

“No obstante, el llamado a las familias es a -dentro de sus posibilidades- no enviar a las y los estudiantes a los establecimientos, para que la medida pueda cumplir su objetivo, que es disminuir los contagios de enfermedades respiratorias”.

Un sí pero no, que deja más dudas que certezas.  No queda nada más que desear, unas felices vacaciones de invierno a todos y todas; esperando que en lo sucesivo la pandemia no obligue a un retroceso mayor, en el proceso de presencialidad escolar.


  • Compartir:
lee nuestra edición impresa
NEWSLETTER

opinión

lo más leído

NEWSLETTER
logo-ediciones-anterioes