lee nuestro papel digital

Editorial

Población mayor


 Por La Tribuna

De acuerdo a las cifras del Instituto Nacional de Estadísticas (INE), en base a los datos del censo de 2017, cerca del 12% de la población total del país tiene 65 años y más.

Sin embargo, de acuerdo a las previsiones de dicho organismo, para 2035 se prevé un importante aumento de este grupo etario, que se aproximará al 20% de los habitantes. Las proyecciones indican que ese año todas las regiones evidenciarán un proceso creciente de envejecimiento poblacional que, en el caso de Biobío, será el 21,2% del total regional con 361 mil 725 personas en ese rango de edad.

Para explicarlo de manera más simple, si ahora hay una persona mayor de 65 cada 10 habitantes, esa cifra se duplicará en apenas 1 años.

Eso no es todo. Según el INE, todas las regiones – a excepción de las de Tarapacá, Antofagasta y Atacama – tendrían una mayor proporción de población mayor de 65 años respecto de aquellos menores de 15 años. El envejecimiento sería más acentuado en las regiones de Ñuble, Valparaíso y Los Ríos, presentando un 24,6%, 22,2% y 22,0% de sus habitantes mayores al final del período de proyección, respectivamente. Por comunas, 284 contarán con una mayor cantidad de población de 65 años o más respecto a la menor de 15 años.

Estos datos cobran especial importancia en el marco del Día mundial de la toma de conciencia del abuso y maltrato en la vejez, fecha instaurada por la Organización de Naciones Unidas (ONU) para sensibilizar a la comunidad sobre a la importancia de los derechos de las personas mayores.

Es que los casos de abusos, violencia y abandono parecen multiplicarse a medida que la población del país envejece. Situaciones que van desde la limitación de su autonomía para tomar decisiones y sobre cómo usar de su tiempo libre, hasta episodios de violencia física, psicológica y económica figuran como las conductas reprochables más reiterativas. También la desatención hacia aquellos mayores que viven solos y que no reciben ningún tipo de atención o cuidado con casos tremendamente dramáticos que derivan en la muerte.

A nivel global, 1 de cada 6 personas mayores de 60 años sufre algún tipo de abuso, el cual puede conllevar graves lesiones físicas y consecuencias psicológicas prolongadas. Lamentablemente, se estima que la problemática ha empeorado durante la pandemia por Covid-19 y se prevé una agudización de la misma debido al envejecimiento de la población en muchos países.

La población del país envejece. Es un hecho. Sin embargo, los esfuerzos de la sociedad chilena deben enfocarse precisamente en responder de manera eficaz a este contexto. Si recién en los años 90 se creó el Servicio Nacional de Adulto Mayor, es urgente reformular dicho organismo para que pueda brindar una atención oportuna a este sector de la población que será cada vez más importante.

El mayor desafío está orientado especialmente en aquellos que no son autovalentes y que, en consecuencia, requieren mayores atenciones y cuidados. El reto está planteado, es urgente un acuerdo entre todos los sectores de la sociedad para enfrentarlo para no tener que lamentar después aquello que pudo haberse hecho mucho antes.


  • Compartir:
lee nuestra edición impresa
NEWSLETTER

opinión

lo más leído

NEWSLETTER
logo-ediciones-anterioes