lee nuestro papel digital

Editorial

40 horas laborales


 Por La Tribuna

En su reciente cuenta pública, el Presidente de la República, Gabriel Boric, anunció que el Gobierno impulsará un proyecto de ley para reducir la jornada laboral a 40 horas semanales.

Según detalló, la iniciativa considerará la “adaptabilidad y la gradualidad en su implementación”.

La iniciativa, que ya tiene un camino recorrido en materia legislativa, se viene explorando desde que asumió el nuevo Gobierno. En ese entonces la ministra del Trabajo, Jeannette Jara, remarcó que la implementación será gradual.

La principal justificación es que la reducción de la jornada laboral – de 45 a 40 horas a la semana – busca que las personas alcancen una mejor calidad de la vida debido a que dispondrán de mayor tiempo para su vida personal y/o familiar.

Ciertamente que la propuesta genera incertidumbre de parte de las empresas, especialmente de las pymes, que son las que generan cerca del 60% de la mano de obra y que efectivamente tendrán un incremento de sus costos ante la eventualidad que así suceda.

En ese marco, el proyecto de ley es que será un hito que marca un antes y un después en el mundo del trabajo, avanzando directamente hacia un modelo más moderno que comience a posicionar a Chile dentro de los países que abordan la compatibilidad entre lo laboral y lo personal.

Sin embargo, para llevar a cabo esto se debe lograr un trabajo conjunto con los referidos criterios de gradualidad que planteó el propio Jefe de Estado para que no afecte a los sectores de la economía que están en una condición más vulnerable.

En nuestro país hay varias empresas que ya están implementando modalidad y que ahora se sumarán a la iniciativa gubernamental llamada “Sello 40 horas”. Sin embargo, son muchas más las que aún no la tienen implementada, especialmente en las micro, pequeñas y medianas empresas que no saben cómo abordar la temática y los costos que se deberán asumir.

Aunque queda un camino legislativo por recorrer, a nivel mundial se avanza hacia propuestas de este tipo, incluso con propuestas que están por debajo de la cantidad de horas que se discuten en nuestro país.

Para avanzar en Chile, son varias las aristas que se deben trabajar tanto a nivel gubernamental, con gradualidad, apoyo y capacitaciones, como también dentro de las empresas y la confianza en los equipos de trabajo, con cambios en los sistemas de medición internos en temas de productividad y en los avances del nuevo mundo laboral son fundamentales.


  • Compartir:
lee nuestra edición impresa
NEWSLETTER

opinión

lo más leído

NEWSLETTER
logo-ediciones-anterioes