lee nuestro papel digital

Editorial

“Si vas a beber, pasa las llaves”


 Por La Tribuna

Hace un poco más de una década una campaña impulsada por autoridades de la época y Carabineros caló hondo en la ciudadanía, el objetivo disminuir los accidentes de tránsito por conducción en estado de ebriedad. Esta campaña fue acompañada por fuertes imágenes de accidentes, y a la par con el endureciendo de leyes por este ilícito. 

Digo que caló hondo,  no precisamente por su fiel cumplimiento, sino porque hasta el día de hoy, es parte de la jerga de quienes acuden a algún “carrete” o junta social, y deciden beber alcohol. No obstante, en lo concreto muy pocos son los que efectivamente, “pasan la llave”. 

Constantemente hay reclamos de automovilistas, que en distintos lugares se ven enfrentados a incidentes con sus vehículos, cuyos responsables son desconocidos.  Te estacionas y lo encuentran chocado, sin saber a ciencia cierta, qué ocurrió.  Muchos y muchas siguen bebiendo y conduciendo, pese a los peligros que esto genera, tanto para el conductor como  para terceras personas.

La noche del miércoles, un hecho como tantos otros similares ocurrió en el sector Sor Vicenta de la ciudad, un individuo hasta ese entonces desconocido impactó a un vehículo, y se dio a la fuga.  Los dueños de este, en un rápido accionar lo siguieron, logrando retenerlo a la espera de Carabineros.  Hasta ahí, todo pasaba desapercibido para la mayoría, sin embargo, al encararlo se percataron que se trataba de un oficial de la policía, quien estaba en aparente estado de ebriedad; y quien además, lejos de reconocer su “error” intento encarar a los afectados.   Al menos así fue relatado en el video por la persona afectada, quien ante la situación, teléfono en mano, decidió hacer público lo sucedido.

En pocos minutos las redes sociales se encendieron con la situación con juicios de distintos estilos, algunos más “comprensivos”, otros más lapidarios. En definitiva se trataba de un oficial, que debía hacer cumplir la ley, y “dar el ejemplo”, cosa que no estaba ocurriendo.  El resultado, un sumario y la baja del Carabinero.  Quien esté libre, que lance la primera piedra, a todos nos puede pasar, dijeron muchos, no pasó nada grave, fue el argumento de otros.

Todos y todas tenían razón, afortunadamente no hubo lesionados, los daños –si bien existieron- no eran mayores, no obstante, el gran pecado, por así llamarlo, fue beber y manejar, fue chocar y huir, fue su incapacidad para asumir una situación.  En definitiva violar la ley, como seguramente muchas otras personas lo hacen diariamente, con “mayor suerte” o a veces quitando la vida a un inocente.

Lo cierto es que, las leyes deben cumplirse, y esto es para todos, Carabineros y civiles, hombres y mujeres, conductores en general.  ¿Por qué? Simplemente porque puedes afectar a otros, o a ti mismo, como en este caso.  Entonces, ya no lo digas en broma, y enserio, si vas a beber, pasa las llaves.

lee nuestra edición impresa

  • Compartir:
NEWSLETTER

opinión

lo más leído

NEWSLETTER
logo-ediciones-anterioes