lee nuestra edición impresa

Editorial

Llamado de atención


 Por Prensa La Tribuna

La publicación de los resultados del estudio de percepción ciudadana de los habitantes de Saltos del Laja no solo confirmó el mayoritario respaldo a la idea de crear una nueva comuna que separe de Los Ángeles, Yumbel y Cabrero, sino que también vuelve a poner de manifiesto que la falta de respuestas de las autoridades a su territorios siembra el camino para los legítimos afanes separatistas.
Dicho estudio arrojó que nueve de cada 10 vecinos de esa zona están de acuerdo con la iniciativa de crear una nueva unidad comunal, confirmando las percepciones del movimiento pro-comuna de los Saltos del Laja que hace más de una década inició un trabajo con ese propósito.
La muestra utilizada para este estudio fue de 347 casos, lo cual – sobre la base de las 11.003 personas que viven en el sector acorde a los datos actualizados del INE – otorga un nivel de confianza del 95% con un 5% de margen de error.
La distribución por comuna versus la distribución registrada en la base de datos del INE es de 70% Los Ángeles sobre un 66,40%; seguido por Cabrero con un 23% sobre un 24,35% y finalmente Yumbel con un 7% sobre un 9,23%.
El perfil del sujeto de estudio fue toda persona mayor de 18 años que viviese en cualquiera de los sectores que componen Saltos del Laja.
Mención aparte es el trabajo realizado por el cientista político Bryan Smith en conjunto con el Observatorio de Políticas Regionales, Observa Biobío, que diseñó el instrumento que se convierte en un insumo fundamental para instalar la discusión pública sobre esta materia.
Pero también es importante que hacer notar que la encuesta consideró que el rol de los municipios en esa zona ha sido más que deficiente. A modo de ejemplo, el 61% de los consultados considera que la gestión en materia de “Seguridad ciudadana” es deficiente (lo califica con nota de 1 a 3 en escala de 1 a 7). Una evaluación diferente sucede en lo referido a la gestión en postas y consultorios, así como en las escuelas y liceos. En materia de atributos, también se evalúan mal aspectos como “Imparcialidad, beneficia equitativamente a diferentes sectores o grupos de la comuna” (62%); Capacidad para dar respuesta a problemas y necesidades de los vecinos y vecinas (64%); Transparencia y difusión de la información (53%); Cumplimiento de promesas y acuerdos 64%); Participación real de los vecinos (51%); Trabajo en terreno (65%). El único ítem con evaluación positiva es el referido al “Buen trato a los vecinos por parte de los funcionarios y funcionarias municipales”.
La conclusión es que, en buena medida, los afanes de separación de las tres comunas guardan directa relación con la percepción que los saltolajinos consideran que las autoridades de los tres municipios no han sido capaces de responder a sus requerimientos más fundamentales.
Ese mismo fenómeno se observa en otros territorios que están en la misma disposición, como sucede con el sector de Los Ángeles Sur o Paillihue, en que un comité que lleva prácticamente dos décadas trabajando para sensibilizar a los vecinos y a las autoridades. Lo propio acontece con Monte Águila respecto de Cabrero y con Santa Fe, también en relación a Los Ángeles.
Más allá de si el escenario es propicio para la creación de nuevas comunas, lo cierto es que la encuesta revela la urgencia que las autoridades actuales respondan a las reclamaciones de sus vecinos.

lee nuestra edición impresa

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes