suscríbete al boletín diario

Editorial

El día de la salud en pandemia


 Por La Tribuna

Cada 7 de abril, desde 1948, se conmemora el día Mundial de la Salud, fecha instaurada por la Organización Mundial de la Salud (OMS), con el desafío inicial de “alcanzar el grado más alto posible de salud para todos los pueblos”.

Este 2021, y a más de un año de la pandemia por el coronavirus, el lema se basa en “Construir un mundo más justo y saludable”, llamado que tiene directa relación con el impacto que ha tenido esta pandemia, centrándose el lema en reivindicar las desigualdades que existen en materia de salud, así como destacar la importancia de garantizar el derecho a la buena salud de las personas en todo el mundo.

Según la Organización Mundial de la Salud, la situación se repite y acentúan en muchos países, donde algunos grupos luchan por llegar a fin de mes con pocos ingresos diarios, tienen peores condiciones de vivienda y educación y menos oportunidades de empleo, experimentan una mayor desigualdad de género y tienen poco o ningún acceso a entornos seguros, agua y aire limpios, seguridad alimentaria y servicios de salud.

El panorama, sostienen los líderes de la OMS, no es sólo injusto sino que también es evitable, llamado a los líderes a que garanticen que todas las personas tengan condiciones de vida y de trabajo que favorezcan la buena salud. Es indesmentible que la pandemia ha impactado fuertemente a todos los países y con mayor fuerza a las personas vulnerables.

A modo de ejemplo, en nuestra provincia de Biobío son muchos los emprendedores que se reinventan pero se enfrentan a las limitaciones asociadas a la contingencia sanitaria. Por ejemplo, en Mulchén, Ana María Avello en representación de más de cien familias, pide que se considere la situación de quiénes no tienen posibilidad alguna de trabajar en cuarentena pero sin embargo, deben planificar cómo cumplir con los compromisos básicos para mantener sus hogares. En ese sentido, como agrupación piden ser considerados y contar al menos con un permiso de desplazamiento para cumplir sus funciones laborales y así soportar, de mejor manera, los coletazos de la pandemia.

Las medidas adoptadas por el Ejecutivo – que buscan reducir la movilidad – han tenido como efecto la brutal caída de la actividad económica en varios rubros productivos.

Aunque se ha tratado de enfrentar la emergencia con un paquete de ayuda económica para sectores bajos y medios, ciertamente que se avecinan semanas muy difíciles.

Más allá de la coyuntura, a futuro se debe garantizar que todas las personas tengan condiciones de vida y de trabajo que favorezcan la buena salud como requisito fundamental para el desarrollo de los demás aspectos de la vida.

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes