suscríbete al boletín diario

Editorial

Biobío y el nuevo proceso de vacunación


 Por La Tribuna

En medio de la escasez de profesionales y técnicos para el desarrollo de la campaña de vacunación contra la influenza y las complicaciones que surgen al momento de habilitar espacios, se dio el vamos a la campaña de vacunación contra la influenza, proceso que se realizará de manera paralela a la vacunación contra el Covid-19.

En la ciudad de Los Ángeles por ahora son siete los lugares donde se llevará a cabo la vacunación, y en palabras de la directora comunal de Salud, Marta Aravena la salud municipal ha extremado esfuerzos para cumplir con esta tarea, pese a la escasez de recintos y profesionales y técnicos requeridos para su materialización.

A nivel nacional, la vacuna que es gratuita para 8,4 millones de personas, considera incorporar a trabajadores de la salud, personas de 65 años y más, enfermos crónicos, niños entre los 6 meses hasta quinto básico y mujeres embarazadas.

Los primeros serán los adultos mayores de 90 y más años y  embarazadas con edad gestacional superior a 33 semanas, proceso que se sumará en paralelo a la vacunación contra el Covid-19 que desde febrero pasado realiza la atención primaria de salud.

La mañana de ayer, al dar el vamos a la campaña contra la influenza, el Presidente de la República, Sebastián Piñera afirmó “queremos vacunar a toda nuestra población objetivo antes que comience el invierno”

El año pasado, en los primeros meses de la pandemia, se realizó un proceso, que fue calificado de “histórico” contra la influenza, siendo inmunizadas más de 7,5 millones de personas. Este año se espera repetir el alto nivel de participación de la ciudadanía en el proceso. Al respecto, el Presidente Piñera afirmó que la vacunación simultánea contra la influenza y el Covid-19 será “el desafío más grande en materia de vacunación que hayamos experimentado en toda nuestra historia”.

La campaña se ejecutará entre el 5 de abril al 5 de junio o bien  hasta que se cumpla la meta de vacunación del 85% a nivel nacional.

En estas fechas, cuando las temperaturas descienden en comparación a semanas anteriores, y cuando el otoño muestra sus primeros indicios, aumenta la preocupación principalmente en quienes sufren enfermedades respiratorias principalmente ahora, en que la situación es crítica para los equipos de salud, haciéndose aún más necesario el autocuidado y el asumir que nuestra conducta puede tener impacto y repercusión en otras personas, más aún cuando en nuestro país se presentan más de 5 mil 800 nuevos casos de Covid-19.

Nuestro país cerró sus fronteras, medida que se suma a otras, como el confinamiento que rige sobre el 83% de la población y el toque de queda a partir de las 21 horas.

Se trata de un esfuerzo que se realiza cada año para proteger a la población de más riesgo. Ya el año pasado, en el inicio de la pandemia, la inoculación contra la influenza tuvo una excelente acogida en el entendido que así se mininizaban los riesgos de contraer esa enfermedad, máxime que el coronavirus estaba recién mostrando su implacable rigor.

Este 2021 no debiera ser diferente en términos de celeridad y cobertura en la vacunación masiva contra la influenza, más aún cuando el coronavirus pende sobre nosotros, como una espada de Damocles.

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes