suscríbete al boletín diario

Editorial

Subsecretaría de Recursos Hídricos


 Por La Tribuna

En la jornada de este jueves, el Presidente de la República, Sebastián Piñera, firmó el proyecto de ley que crea el Ministerio de Obras Públicas y Recursos Hídricos. La medida busca fortalecer la institucionalidad para impulsar el acceso al agua.

El propio mandatario aseguró que “no podemos permitir que la falta del agua obstaculice el normal desarrollo de la vida humana y de nuestro país”, durante el acto realizado en el Palacio de La Moneda, que tuvo la participación de los ministros de Obras Públicas, Alfredo Moreno; de Medio Ambiente, Carolina Schmidt; y de Ciencia, Andrés Couve.

Este hito desde el punto de vista de la acción del Estado responde a la realidad nacional de los últimos 30 años en nuestro país que ha sufrido disminuciones de caudales y precipitaciones de entre el 15% y 25%. De hecho, la zona central en la actualidad atraviesa por la década más seca de la cual se tenga registro. A modo de ejemplo, las lluvias precipitaciones en Santiago pasaron de un promedio de 342 milímetros anuales entre 1981 y 2010 a apenas 199 mm anuales entre 2010 y 2020, es decir, una caída del 42%.

En nuestra provincia de Biobío, esas condiciones de perciben de manera evidente. Una demostración es la laguna del Laja, al interior de la comuna de Antuco, que lleva dos décadas con sostenidas caídas en el volumen de agua que es fundamental para la actividad de generación, agrícola, turística y de consumo humano. También es notoria la carencia del recurso vital en los sectores campesinos, muchos de los cuales deben ser surtidos con agua a través de camiones aljibe. Más de 12 mil personas enfrentan esa condición en la temporada de verano y algunos, incluso, en pleno invierno.

El 9 de octubre de 2019 el Presidente creó la Mesa Nacional del Agua, instancia público-privada conformada por representantes de la sociedad civil, gremios, el Congreso y el Gobierno con el objetivo de buscar soluciones de mediano y largo plazo.

A partir del diagnóstico realizado por la Mesa, se propuso la creación de una nueva institucionalidad hídrica, con el nuevo Ministerio de Obras Públicas y Recursos Hídricos y la Subsecretaría de Recursos Hídricos.

Según el mandatario, la institucionalidad relativa al tema del agua está dispersa en el entramado público, duplicando roles y sobreponiendo acciones. De ahí que mejorar la institucionalidad es una manera de enfrentar el desafío del agua en el medio y largo plazo.

De ahí entonces que el objetivo de la Subsecretaría de Recursos Hídricos sea crear una institución rectora que pueda orientar una política hídrica de Estado de largo plazo, que sea estable y de respaldo transversal.

Además de la subsecretaría, se creará una nueva estructura institucional conformada por el Consejo Nacional de Recursos Hídricos, como órgano asesor del Presidente; la Comisión de Ministros de Recursos Hídricos, una instancia de coordinación interministerial en temas de agua; un Comité Técnico de Recursos Hídricos, para coordinar la gobernanza del agua a nivel nacional; y el Panel de Expertos de Recursos Hídricos, para generar recomendaciones técnicas previo a las decisiones de la Dirección General de Aguas.

Dicha propuesta, que inició su trámite legislativo, también considera instancias de participación de la sociedad civil, de participación de los ministros e instancias de decisión en los distintos niveles.

Se trata de un esfuerzo desde la institucional que puede ser enriquecido en el debate legislativo pero que, sin duda, ayudará a ponerse a tono con la batalla futura del agua.

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes