suscríbete al boletín diario

Editorial

Demoras en el Servel


 Por La Tribuna

En tierra derecha para las elecciones de este 10 y 11 de abril, no resulta comprensible la excesiva tardanza de parte del Servicio Electoral (Servel) para la publicación de las listas definitivas de candidatos, particularmente en el caso de los concejales.

Fue a fines de enero cuando el Servel divulgó el informe con las candidaturas aceptadas y rechazadas, tanto para los convencionales constituyentes, gobernadores regionales, alcaldes y concejales. Se trata de un procedimiento habitual que sigue a la inscripción de las candidaturas que, de manera inédita, tuvo a miles de postulantes a algunos de los cargos en juego en los comicios del 10 y 11 de abril.

También era la norma que aquellas postulaciones rechazadas –cualquiera haya sido el motivo– realizaran sus correspondientes apelaciones ante el propio organismo encargado de llevar adelante el proceso electoral.

En todos los comicios anteriores era común que la respuesta a las apelaciones se tuviera al cabo de un par de semanas, luego de lo cual se publicaban las nóminas definitivas. De esta manera, ya era posible tener totalmente configurado el cuadro de postulantes a algunos de los cargos de elección popular.

Sin embargo, este año ha sido distinto. A solo tres semanas de este inédito proceso, aún hay comunas cuyos candidatos están en la incertidumbre de si participarán o no en los comicios.

Hasta ahora, solo en el caso de los postulantes a la convención constituyente se tuvieron los listados definitivos dentro de los plazos habituales. Lo propio aconteció días más tarde con los postulantes a gobernadores regionales.

Sin embargo, en el caso de los alcaldes, recién hace unos días se tuvieron todos los nombres de aquellos que estarán en la papeleta de votaciones del 10 y 11 de abril.

El escenario es peor para los aspirantes al Concejo Municipal en varias comunas del país, incluidas tres de la provincia de Biobío que son Alto Biobío, Antuco y Quilleco. Aunque el Servel entregó el jueves y viernes dos boletines parciales con las listas de candidatos definitivos, aún restan varias comunas en que no se cuenta con esa información.

El punto no es menor desde el punto de vista de la incertidumbre de aquel ciudadano que no tiene la certeza de si es o no es postulante. También lo es para los demás aspirantes, quienes esperan la publicación de la nómina final para contar con una letra (o letras) y un número que son empleados para orientar a sus votantes. Es una manera de facilitar su búsqueda en medio de la gran vorágine de postulantes, más aún cuando se trata de los concejales cuya cantidad de nombres puede fluctuar entre los 30 y los 80 nombres, según sea el caso.

Se entiende que el Servicio Electoral tuvo una recarga de trabajo enorme frente a un proceso absolutamente inédito en nuestra historia democrática. Son cuatro elecciones en una que se llevarán a cabo entre dos jornadas.

Sin embargo, dicho escenario estaba previsto desde mediados del año pasado, cuando se postergó la elección municipal y de gobernadores regionales, y se le hizo calzar con la de los convencionales constituyentes, cuya definición se tuvo después de las votaciones de octubre del año pasado.

A tres semanas de las elecciones debe haber certezas y no incertidumbres. Ciertamente que el Servel debe tomar nota de lo ocurrido y adoptar todas las medidas del caso para evitar que suceda una situación de ese tipo, habida cuenta que en noviembre se avecina un nuevo proceso electoral para elegir Presidente de la República, senadores, diputados y consejeros regionales.

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes