suscríbete al boletín diario

Editorial

Escuela Pedro Ruiz Aldea, un proyecto pendiente


 Por La Tribuna

La construcción de un segundo hospital en Los Ángeles en el terreno de los corralones municipales, en la esquina de calle Colo Colo con la avenida Los Ángeles, develó un tema que ha quedado al pendiente en materia de infraestructura educacional.
Nos referimos a la situación de la escuela municipal E-885 “Pedro Ruiz Aldea” que fue levantada como solución de emergencia después de los daños ocurridos por el terremoto del 27 de febrero de 2010.
El recinto educativo funcionó desde los años 70 en las dependencias del edificio del ex internado y Liceo de Hombres, frente a la Plaza de Armas de la ciudad.
Sin embargo, el megasismo de hace más de una década supuso una situación de riesgo para la seguridad de su comunidad estudiantil debido a lo añoso del establecimiento.
La solución temporal fue la construcción de la escuela modular para reubicar de manera temporal a los docentes, asistentes de la educación y estudiantes.
En principio, se estimó que la vida útil de dichas escuelas modulares sería de entre seis o siete años con la expectativa de que durante ese período se llevarán a cabo los estudios de rigor para levantar un establecimiento definitivo. Sin embargo, como suele suceder, algo que es temporal y con un plazo definido, pasa a tener la calidad de permanente.
Las propias autoridades del Ministerio de Educación han admitido que en los años anteriores hubo otras prioridades en materia presupuestaria que fueron postergando la concreción de dicha iniciativa.
Hace justo un año, el entonces seremi de Educación, Fernando Peña, aseguró que ahora existe la convicción de resolver esa situación, de tal forma de construir ese establecimiento definitivo que asegure condiciones dignas para alumnos, profesores y administrativos. Sin embargo, durante este año poco y nada se ha avanzado.
La cesión de las más de tres hectáreas al Servicio de Salud para la construcción del nuevo hospital no incluyó la sección donde está la escuela “Pedro Ruiz Aldea”. Sin embargo, la intención es ceder también ese espacio para permitir una comunicación más expedita hacia la avenida Los Ángeles, lo cual está condicionado a que pueda reubicarse el citado establecimiento educativo que ahora ocupa una superficie cercana a los 10 mil metros cuadrados.
Sin duda que el nuevo recinto de Salud – que debiera estar concluido en unos seis años más – otorga el plazo suficiente para resolver también el requerimiento educacional. Más aún cuando la cesión del terreno fue a título gratuito por parte del municipio, lo que le brinda una excelente posición de privilegio para solicitar la retribución del Estado frente a ese asunto pendiente con la escuela.
En suma, la decisión de ceder los corralones en comodato generará un ciclo virtuoso que se traducirá en beneficios, no sólo en materia de salud para Los Ángeles y la provincia de Biobío sino que, de manera paralela, en el ámbito educativo.

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes