suscríbete al boletín diario

Editorial

Del anuncio a la práctica en Biobío


 Por Fredy Muñoz

Luego del anuncio realizado por el ministro de Economía, Lucas Palacios, en el rubro gastronómico de la provincia de Biobío surgieron las reacciones de alivio y de respiro para un sector que ya desde fines del año pasado, y en medio del estallido social, vivió serias complicaciones que se acentuaron al tener que cerrar sus puertas en marzo último, al declararse la pandemia mundial de coronavirus.

Las palabras del secretario de Estado anunciando la nueva modalidad de funcionamiento de restaurantes en comunas en fase 3 de Preparación, sin duda se convirtieron en aliento para el rubro, que podrá funcionar con un 25% de su capacidad en espacios interiores.

Serán justo dos horas, las que tendrán para atender a sus clientes, cumpliendo con las exigencias sanitarias, de ventilación adecuada y distancia mínima de dos metros entre mesas.

La responsabilidad en el cumplimiento de la reciente normativa, no sólo recaerá en los dueños de los locales, sino que también en los trabajadores y en los clientes, debido a que según lo expresado por el ministro Palacios, “a medida que se van aplicando bien los protocolos y que los clientes los respetan, podemos dar un paso adicional”.

“Esto, sumado a la postergación del inicio del toque de queda a las 00:00 horas, va a permitir que muchos puestos de trabajo puedan volver a la fuerza laboral, que es exactamente lo que necesitamos y es el objetivo fundamental de cada uno de estos pasos” destacaba el secretario de estado.

En el caso de la provincia de Biobío, podrán reabrir en sus espacios interiores los restoranes en las comunas de Los Ángeles, Nacimiento, Alto Biobío, Negrete, Santa Bárbara, Mulchén, Tucapel, Antuco, Quilleco y Quilaco. Sin embargo, esto no será posible en las comunas de Laja, San Rosendo, Yumbel y Cabrero donde, dada la contingencia sanitaria, se encuentran aún en la fase dos.

Así las cosas, y destacando la importancia de mantener todas las medidas de resguardo, el anuncio fue valorado por la gerenta de la Cámara de Comercio, Tatiana Igor al igual que por el vocero de la Agrupación Gastronómica de Los Ángeles, Juan Andrés Araneda, quienes confían en que la medida estará asociada a la reactivación del sector productivo, sin descuidar por ningún motivo, las medidas asociadas a la contingencia sanitaria.

Sin duda que se trata de una señal de aliento para uno de los rubros más castigados por las consecuencias económicas de la pandemia del coronavirus. Aunque ha habido planes de salvataje que algunos consideran insuficiente, sin duda que lo mejor que se le puede hacer a este sector de la actividad económica es volver a funcionar. Claro, no se debe perder de vista que dada la coyuntura sanitaria, los resguardos deben estar como primerísima prioridad para la salud de todos. No obstante lo anterior, es un aliciente para los empresarios y sus colaboradores que han debido enfrentar una de las peores crisis del rubro.

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes