suscríbete al boletín diario

Editorial

El día que no creíamos llegaría


 Por La Tribuna

A lo largo de estos ocho meses de pandemia hemos sido espectadores, a través de los medios de comunicación, del colapso que han sufrido los principales recintos asistenciales del país, a raíz del alto número de pacientes graves por Covid-19.

En los meses más álgidos de la crisis sanitaria, vimos en imágenes, a personal médico entrando a un terminal aéreo con camillas encapsuladas, donde –perfectamente equipados- realizaban maniobras para subir a un contagiado al avión, con el fin de trasladarlo a otro establecimiento de salud con plazas disponibles.

De hecho, la tarde del 21 de mayo fuimos el único medio de comunicación que cubrió la llegada del primer enfermo que arribó desde Santiago, en medio de un amplio operativo que incluyó traslado inmediato vía ambulancia al hospital local, bajo escolta policial.

Era un hombre de 57 años, a quien derivaron para descomprimir la Posta Central, tal como posteriormente ocurriría con decenas de ciudadanos que llegaron graves –desde Antofagasta a Puerto Montt- y que retornaron a su tierra de origen estabilizados, en mejores condiciones de salud.   

Hoy, recibir a un paciente de otro lugar del país sería imposible, e incluso acoger a uno de la propia provincia de Biobío, porque el Complejo Asistencial Dr. Víctor Ríos Ruiz llegó “al límite de sus capacidades”, como lo reconoció el director Brian Romero.

En conversación con Radio San Cristóbal, el profesional indicó que las 26 camas de la Unidad de Cuidados Intensivos están al tope, con pacientes contagiados por coronavirus y con algunos que padecen otras patologías pero que de igual forma necesitan asistencia ventilatoria.

A diferencia del peak de la enfermedad que el personal de salud enfrentó a nivel local en julio, esta vez la totalidad de los pacientes internados en la red asistencial son de la provincia de Biobío, lo que demuestra que el aumento de casos tiene una incidencia directa en la ocupación de camas críticas.

Los esfuerzos se harán, se reconvertirán cuatro camas para las cuales se dispuso del recurso físico y también humano, pero el día de ayer, quedó marcado para quienes se desempeñan en el Complejo Asistencial angelino como el más duro en estos ocho meses de pandemia.

El complejo escenario es evidente, y por ello, se valora que esta situación haya sido transparentada, no para crear alarma, no para exagerar, si no para demostrar que esto no es un juego, y que ese día que veíamos tan lejano, sentados en el living de nuestra casa a través del televisor, ya está aquí.

Y es que hace años que el hospital angelino no tenía que derivar a un paciente al extra sistema, por ello Romero pidió de antemano disculpas a quienes no podrán recuperarse aquí, cerca de su hogar, ya que el traslado a otras regiones está dentro de las posibilidades.

Trátenos de majaderos si le llamamos –por enésima vez- al autocuidado, si le pedimos nuevamente que use su mascarilla, se lave las manos y respete la distancia social, díganos cargantes por pedirle que se quede en casa y salga solo para lo urgente… pero estamos cumplimiento con nuestro deber como medio de comunicación, aunque quizás nosotros tampoco creíamos que este día llegaría.

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes