suscríbete al boletín diario

Editorial

Respeto y tolerancia, de eso se trata la democracia


 Por La Tribuna

El próximo 25 de octubre, los chilenos enfrentaremos uno de los procesos de Consulta Ciudadana o Plebiscito más importantes de la historia reciente del país.

El Proceso Constituyente, independiente de la posición ideológica que nos motive a ir a las urnas, ha traído a la memoria los peores tratos vividos entre ciudadanos, como si no hubiésemos aprendido nada de nuestra vida política de los últimos 50 años.

La República se ha constituido desde la base de pensadores e ideologías diferentes y nada dice en la historia de la democracia que pensar distinto autoriza al otro a los insultos, los que vemos a diario en redes sociales, en las marchas y en la calle.

Parece que los 17 años donde murieron chilenos de uno y otro lado han sido olvidados totalmente, ya sea por el temor de la generación que se crió en la dictadura o bien, porque los gobiernos que la sucedieron se preocuparon de mantener a la población ignorante, borrando de la educación temas tan importantes como la Educación Cívica.

En La Tribuna y Radio San Cristóbal conviven pensamientos políticos distintos, personas distintas y hemos logrado, a lo largo de los años, la representatividad de todas las ideas, desde las denuncias de vecinos, pasando por el deporte y la cultura, hasta los temas relacionados con la Constitución Política del Estado.

Nuestros ciudadanos, llamados a decidir, deben tomar conciencia que no se busca el odio entre los pares, que lo que hacemos es un proceso que resalta el civismo característico de nuestra Nación y que la decisión que tomemos marcará la nuestra vida, la de nuestros hijos y la de toda nuestra descendencia.

En paralelo y contrario al deseo de unos pocos, el Gobierno se ha comprometido con el Plebiscito. En cada rincón de nuestro país, los representantes de La Moneda están dando garantías de un proceso que también pondrá acento en el respeto de las normas sanitarias para evitar el contagio del Covid-19.

Aquí no se trata de buscar comparaciones de Chile con otros países del continente y el mundo, tenemos identidad y, gracias al esfuerzo de todos, hemos construido un país independiente, autónomo y resistente.

Los insultos, el desprestigio, la falsa información, la manipulación de las ideas han sido denunciados por el Estallido Social y, la clase política, ha hecho eco a la demandas ciudadanas.

Nuestra invitación es a que no insulte al que no comparte su pensamiento, muestre su grandeza respetando porque es la única forma en que usted será respetado.

Acuda a las urnas el 25 de octubre, exprese sus ideas a través del voto, independiente de lo que piense, porque de eso se trata la democracia, de respeto y tolerancia.

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes