suscríbete al boletín diario

Editorial

El turismo post pandemia apremia al rubro en Biobío


 Por La Tribuna

El sector turístico en el país enfrenta una dura realidad económica asociada a la contingencia sanitaria mundial que, en lo inmediato, permite vislumbrar un trabajo más bien orientado a la promoción, la transformación digital y la reapertura dependiendo del diagnóstico que se realice en cada una de las regiones del país y acorde a su realidad.

El panorama actual es incierto y desalentador para muchos al verse afectados en medio de las repercusiones del estallido social, el repunte alcanzado en enero y febrero y que finalizó en marzo, al declararse la pandemia en nuestro país.

Hoy más que certezas, existen incertidumbres para el sector que el próximo domingo 27 de septiembre conmemorará el día del turismo, asociado a las bondades de nuestro país. Sin duda alguna, este 2020 y mientras el sector se prepara para enfrentar los desafíos post pandemia, ésta será una fecha que nos invitará a recordar las bondades de nuestra provincia de Biobío y de la región, que cuenta con diversos recursos turísticos para crear un ecosistema ideal, en base a atractivos naturales, patrimonio histórico-cultural y espacios de interculturales. Con turismo rural, agroturismo y eco-turismo, con especial énfasis en el resguardo de las costumbres y tradiciones. Hoy el escenario ya no es el mismo y difícilmente se repetirá, lo que lleva a replantear las oportunidades para el sector en el contexto post pandemia.

En medio de la contingencia, no es un secreto que la industria del turismo vive una profunda crisis, por no decir la más grande de la historia. La pandemia Covid-19 que azota al país, según las cifras de Sernatur, ha provocado que el 80,6% de los servicios registrados han cerrado sus puertas.

Por ahora, la Subsecretaría de Turismo y Sernatur anuncian una serie de acciones, insertas en una estrategia de trabajo público-privado, orientada a que las empresas puedan sobrevivir a la crisis con la ayuda directa de instrumentos de financiamiento, y luego de un fuerte acompañamiento para prepararse y ponerse a punto, y se pueda finalmente propiciar la reapertura de manera segura y confiable, con la implementación de protocolos y guías sanitarias para entregar seguridad a los trabajadores y a los visitantes, una vez que las condiciones epidemiológicas del país lo permitan.

Por ahora está el compromiso en cuanto a fortalecer el capital humano de la industria. Uno de los proyectos que está aprobado en la región, a través del Fondo de Innovación para la Competitividad del Gobierno Regional, lo ejecutará la Universidad San Sebastián, que incorporará a un innovador programa formativo a cien personas de las tres provincias del Biobío, ligadas a la actividad turística, entre emprendedores, proveedores de servicios, coordinadores municipales, guías de turismo y estudiantes de carreras asociadas al área, que aspiran a convertirse en embajadores turísticos.

Y aunque este esfuerzo es importante, sin duda que se debe reforzar con nuevas acciones y medidas que hagan posible sostener una actividad que es fundamental para el país y, por cierto, para la provincia de Biobío.

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes