suscríbete al boletín diario

Editorial

Juan Barrios, lo menos que puede hacer el Estado ante tanto fracaso


 Por La Tribuna

Es seguro que Juan Barrios nunca quiso que una Ley llevara su nombre, menos morir como consecuencia de quemaduras provocadas por delincuentes que usaron el nombre de las demandas históricas de la nación mapuche, pero fue así y su esposa, a 6 meses de su muerte cuenta con una Pensión de Gracia otorgada por el Presidente de La República, Sebastián Piñera.
Mientras todos los gremios insisten y los afectados por la violencia rural reclaman, pese a todo lo que han vivido, en el diálogo el Jefe de Estado anuncia que enviará el Proyecto de Ley al Congreso.
Pero a la vez todos entienden que de nada sirve si no existe más fuerza o empoderamiento de las policías, que aparecen como fuerzas poco legitimadas en la Macro Zona Sur.

Desde la Multigremial, pasando por los contratistas hasta los conductores y el mundo político todos saben que es necesario amedrentar con una Ley fuerte, porque en este sentido lo que se busca es evitar el crimen.

Mientras avanza el proyecto y analizamos una vez más la discusión legislativa es bueno resaltar la visión de los conductores y operadores del mundo forestal, quienes hasta hoy ni siquiera eran tratados como víctimas, pese a que son golpeados, insultados y apuntados con armas. Sin contar como ven arder sus máquinas.
Heriberto López, un dirigente histórico ha resaltado la nobleza de su representados, porque sabiendo que es difícil dar con los autores del crimen de Barrios, han pedido una y otra vez este año, que el Proyecto de Ley lleve ese nombre y lo consiguieron.
Con ello, al menos, pueden rendir tributo y dar un poco de justicia a la familia del camionero asesinado el 9 de febrero en Victoria.
Pero las cosas no quedan ahí, porque además esperan estar a la altura del tributo que se han puesto como objetivo para su colega.
Con esto queda claro que, pese a todo lo que han vivido, su humildad y disposición al diálogo está por sobre el instinto natural de la venganza, es realmente nobleza, la que presenta este gremio.
La violencia rural podría cobrar más fuerza de parte de aquellos que han manipulado demandas históricas.
Los chilenos, tras el estallido social, ya entendimos, estamos en deuda y estamos presionando para que se cumpla con todos los pueblos originarios, por eso la violencia está fuera de lugar o si quiere es anacrónica.
Respeto y admiración por estos conductores que sólo esperan seguridad en las carreteras y volver a sus hogares sanos y salvos para así reencontrarse con sus seres queridos, que cada jornada los despiden sin saber qué suerte podrían correr. En el discurso presidencial de ayer, su labor fue reconocida al ser parte “de ese verdadero ejército de invisibles manos, que es el que ha permitido durante esta pandemia del coronavirus que los alimentos, las medicinas, los bienes esenciales lleguen a los hogares de todas las familias chilenas” dijo Piñera, al agregar que la labor ha resultado fundamental en los tiempos de crisis sanitaria. 

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes