suscríbete al boletín diario

Editorial

Biobío en el Día Mundial de la Miel


 Por La Tribuna

La mejor miel del país está en Biobío afirman los apicultores que, año a año, crecen en volumen pero también en calidad de ese noble producto. Pero esta afirmación no es sólo un asunto de convicción sino que además, se respalda en las investigaciones desarrolladas por académicos, que demuestran que tres comunas de la provincia de Biobío – Santa Bárbara, Antuco y Alto Biobío – presentan miel de origen monofloral y bifloral. Así lo reveló el estudio de académicos de la Universidad de Concepción, a través de su Laboratorio de Palinología y Ecología Vegetal del Departamento de Ciencias y Tecnología Vegetal.   

En el caso de la región es particularmente relevante la producción de miel y sus derivados, puesto que cerca del 80% de las explotaciones apícolas están en manos de la pequeña agricultura, que almacenan 7.000 colmenares, entregando una producción de 2 mil toneladas de miel al año, equivalentes al 18% de la producción nacional.

Biobío cuenta con un importante grupo de productores apícolas, cerca de 1.200 (11% a nivel nacional), de los cuales 500 son apoyados por Indap, a través de asesoría técnica, inversiones, y créditos que les permiten adquirir maquinaria de cosecha apícola, material genético, núcleos, alimentación e infraestructura, entre otros.

La labor de los apicultores de nuestra provincia cobra especial relevancia al celebrarse hoy el Día Nacional de la Miel, en cuya producción destaca la labor de emprendedores locales, al contar la región con cerca de mil 200 apicultores, de los cuales 500 son apoyados por Indap.

En los tiempos actuales, y a pesar de todas las complicaciones que derivan de la pandemia que afecta al país por el Covid-19, el sector apícola sigue trabajando, con los resguardos necesarios, para llegar del campo a la mesa con un producto sano, rico y nutritivo.

La miel es uno de los alimentos naturales más completos, ya que posee 19 aminoácidos, incluyendo los 8 esenciales para el organismo. Además, la labor de las abejas es clave en la producción agroalimentaria de todas las sociedades y permiten que exista equilibrio de los ecosistemas.

Es un alimento ideal para personas que requieren dosis adicionales de energía o que realizan actividades con altas exigencias físicas e intelectuales, que también contribuye al tratamiento de la hipertensión e hipotensión, problemas cardiacos, artritis e insomnio.

La provincia de Biobío juega un papel importante en la producción de miel a nivel regional, ya que abarca cerca del 70% de la elaboración, es decir, 1.400 toneladas de miel, según datos de la Red Apícola.

Es tan relevante la producción en Biobío que hace unos días, y en entrevista con radio San Cristóbal, el ministro de Agricultura, Antonio Walker destacó el trabajo de los apicultores de esta zona, mientras se dirigía desde Los Ángeles con destino a Santa Bárbara, donde era esperado por el apicultor Mario Catalán, quien con sus 400 colmenas produce cerca de 12.000 kilos anuales de miel en su querida comuna, demostrando el impulso de las nuevas generaciones en el mundo rural.

Pero la miel no solo es una fuente de trabajo para cientos de familias campesinas que producen tan digno alimento. También, y de manera paulatina, es una característica diferenciadora de nuestra zona, un estandarte que la provincia de Biobío puede levantar con orgullo por todo el país y que es posible gracias al esfuerzo de su gente y el apoyo de las autoridades.

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes