suscríbete al boletín diario

Editorial

Medidas sanitarias para los Saltos del Laja


 Por La Tribuna

Lo que sucede en los Saltos del Laja no puede ser más  paradojal. Ese popular y concurrido sector de la provincia de Biobío, que muchos catalogan como la puerta de entrada al turismo de la zona sur del país, debe su vida a la presencia de turistas. El masivo arribo de visitantes, especialmente en la temporada estival, sostiene una intensa actividad que va desde a hoteles, cabañas, campings, restaurantes, locales de comida al paso, puestos de artesanía hasta las vendedores de charqui que ofrecen su producto al paso de los automovilistas.

Sin embargo – y he ahí la paradoja -, los empresarios turísticos del sector no quieren que lleguen visitantes al sector. Al menos, no por ahora.

Y tienen razones bastante justificadas para esta aparente una gran contradicción. Es que, tal cual como lo plantearon hace algunos a través de estas páginas, necesitan – primero que nada -algo que parece de toda lógica: tener la seguridad que no se producirán contagios de coronavirus. Ello implica tomar todos los recaudos sanitarios que aseguren la salud de los residentes, de los locatarios y de los visitantes.

Desde que se desató la pandemia del covid-19, todos los locales han cerrado sus puertas al público, con el correspondiente correlato en los visitantes que comprendieron que debían evitar lugares de alta afluencia de personas. Lo positivo para los empresarios del sector es que la emergencia se desató cuando ya estaba terminando la temporada de verano, que fue bastante favorable, lo que les ha permitido enfrentar los meses siguientes con cierta holgura económica, sin la urgencia de volver a funcionar en condiciones de normalidad para subsistir.

Sin embargo, de acuerdo a lo señalado por Pablo Venegas, presidente de la Cámara de Turismo de los Saltos del Laja, ha advertido que en las últimas dos semanas se ha producido la llegada de turistas sin que se tengan los resguardos sanitarios para poner coto el riesgo de contagios.

De hecho, el último fin de semana, cientos de visitantes de distintos puntos del territorio nacional han vuelto a hacer la detención en ese lugar para presenciar el grandioso espectáculo de la naturaleza que es la caída de agua desde 35 metros de altura.

También hace sentido que el dirigente exhorte a los tres municipios con injerencia en el territorio (Los Ángeles, Cabrero y Yumbel) a que tomen cartas en el asunto para evitar un problema mayor.

La salud de las personas debe ser la prioridad en una emergencia como la actual. En función de esa premisa, se deben tomar todas las medidas que sean necesarias para que minimizar los riesgos, a través de protocolos claros y detallados que deben emanar desde la autoridad.

Por lo mismo, el retorno de los turistas debe – necesariamente – ajustarse a ese tipo de consideraciones por la salud de todos quienes quieran visitar ese bello espectáculo de la naturaleza.

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes