suscríbete al boletín diario

Editorial

El bien común debe estar por sobre las ideologías


 Por La Tribuna

Los últimos ataques incendiaros en la llamada “Zona del Conflicto Indígena” generaron que el poder Legislativo, a través de la Cámara de Diputados  citara al Poder Ejecutivo, a las policías, al Ministerio Público y la Inteligencia Nacional para conocer en detalle lo que realiza La Moneda para detener los hechos de violencia extrema que se producen en la llamada “Zona Roja”.
Hasta aquí, las facultades de las instituciones en medio de una democracia que resitió el Estallido Social  siguen funcionando apegadas al derecho y eso, más allá de lo que pensemos, debe llenarnos de orgullo.
Al cierre de esta edición, las pasiones en el Congreso se desataban en torno a la discusión de la Reforma Constitucional para retirar el 10 por ciento de los fondos de las AFPs, en medio de la pandemia y más allá de lo que hemos visto en la materia, otra vez las instituciones siguen funcionando.
Volviendo al tema originario y tras escuchar las explicaciones y detalles del plan del Gobierno en la voz del ministro del Interior, Gonzalo Blumel, los diputados sometieron a votación dos proyectos de resolución, el primero para pedir mayor seguridad y más desarrollo en la zona del Conflicto, que fue aprobado y enviado a La Moneda como sentimiento corporativo, porque no es vinculante. Mientras que el de la desmilitarización de la zona, simplemente, perdió en la votación y fue rechazado.
Hasta aquí, y más allá de lo que creemos, las cosas funcionan dentro de un Estado de Derecho que sigue bien parado, pero siempre hay algo o alguien que desentona, poniendo su interés personal sobre el interés del pueblo. Si se quiere, se puede pensar incluso que hay conductas que están muy lejos del anhleado Bien Común.
Dicho lo anterior es momento de relatar un hecho ocurrido en el inicio de la Sesión Extraordinaria  y en cuya invitación se explicitaba el nombre del Intendente de La Araucanía y no el del Biobío.
Para poder integrar a alguien que no fue invitado originalmente a una Sesión Extraordinaria se requiere la unamidad de los presentes y eso hicieron al momento en que Sergio Giacaman pidió ser parte de la cita, entendiendo que su ausencia en la citación del parlamento, era solo un error.
La misma citación habla de tratar el tema de la violencia en La Araucanía y en Arauco y se daba por entendido, que además, se trataría las misma violencia que se vive, en algunos casos más puntuales en Alto Biobío y Mulchén. Por lo que la presencia de Giacaman, era incluso necesaria.
Lamentablemente, el intendente del Biobío, Sergio Giacaman no pudo ingresar (estaba esperando la autorización del hospedador), porque el diputado socialista de la Región de Los Ríos (donde también se han registrado atentados incendiarios), Marcos Ilabaca se negó a dar la unanimidad para el ingreso de la autoridad de nuestra región solicitada por el diputado de la UDI (Distrito 20), Sergio Bobadilla,
En consecuencia, la actitud de Ilabaca se puede interpretar como que el socialista negó el ingreso a un gremialista, priorizando su idelogía sobre el bien común de los ciudadanos que conocemos de estos temas.

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes