suscríbete al boletín diario

Editorial

Cuidados con los niños


 Por La Tribuna

En la provincia de Biobío más de 92 mil estudiantes están sin clases desde mediados del mes de marzo en medio de la pandemia mundial, siendo ésta una de las medidas adoptadas por las autoridades para frenar el avance del Covid-19 en el país. Esta situación modificó en gran medida los escenarios en los que habitualmente los niños se desenvuelven, quienes hoy deben pasar todo el día en sus hogares.

Ello obliga a que los padres o familiares a su cargo estén aún más pendientes de las actividades que realizan, sobre todo evitando situaciones de riesgo, asociadas a accidentes domésticos durante el período de confinamiento, para así no tener que acudir a unidades de urgencias que por estos días están enfocadas en la atención de pacientes Covid-19.

En el hogar pueden verse expuestos a peligros que deriven en lesiones de distinta gravedad o efectos negativos para su salud, como caídas, golpes, lesiones traumatológicas, cortes o quemaduras, entre una serie de secuelas producto de factores de riesgo.

Por ejemplo, en lo que va corrido de este año, ya se han registrado 43 casos de pacientes hospitalizados por quemaduras con un total de 15 injertos. No todos son niños, pero en su mayoría derivaron al centro asistencial por accidentes caseros.

Si se compara con años anteriores, desde la unidad de estadística del Complejo Asistencial se informó que el año 2017 el número de quemados hospitalizados fue de 67 y los injertados 24. En el 2018, los hospitalizados por quemaduras se incrementaron y fueron 132, mientras que los injertados también aumentaron a 47 casos. En el año 2019, la situación mejoró con respecto al año anterior, sin embargo, las cifras arrojaron que hubo 75 pacientes quemados hospitalizados y 19 injertos.

Ahora, en meses de pandemia y de cara a la temporada de mayor peligrosidad, los especialistas piden acentuar los cuidados en el hogar, tal como Coaniquem lo hizo hace algunos días, institución que durante todo el año entrega asistencia a los niños que son atendidos de manera gratuita en sus tres centros de rehabilitación a lo largo del país.

En Chile, son 80 mil los niños que se queman anualmente, de ellos más de la mitad requiere atención médica que va desde curaciones, hasta cirugías y rehabilitación

De acuerdo a las estadísticas, 9 de cada 10 niños se queman en el hogar, por lo tanto, ahora que se acerca el invierno y muchas familias deben permanecer en sus casas debido a la pandemia, la posibilidad de una lesión de quemadura aumenta en forma dramática.

Considerando el período de mayor peligrosidad, en Los Ángeles y la provincia de Biobío especialistas recalcan la urgencia de atender las recomendaciones, pensando en las medidas asociadas a la contingencia y a la permanencia de los niños en el hogar en medio del confinamiento.

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes