suscríbete al boletín diario

Editorial

Información oportuna y efectiva


 Por La Tribuna

En medio de una emergencia, cualquiera sea su naturaleza, la entrega de información oportuna y veraz cobra un valor mucho mayor y decisivo que en las épocas que impera la normalidad. Aún cuando lo que se tenga que reportar sea trágico y doloroso, lo cierto es que brindar antecedentes en tiempo y calidad generan certeza y construye realidades, eliminando el fantasma de la incertidumbre que acecha justo ahí donde existe pueda haber opacidad.

La tragedia de Antuco, de la cual rememoramos 15 años a mediados del mes pasado, fue la mejor demostración que la falta de información oportuna y veraz se tradujera en el incremento de las incertezas de los parientes de los jóvenes que un par de semanas antes, habían partido a la cordillera a recibir instrucción militar. Y, lo que peor, atizó de manera exponencial ese dolor inmenso que se fraguó en aquellos familiares que no vieron de vuelta a su ser querido porque murió atrapado por esa tormenta de viento blanco.

En esos primeros días cundió el más profundo caos en el Ejército, que entregó nóminas de conscriptos incompletas y derechamente equivocadas. Se llegó al punto de indicarse por muertos a jóvenes que salvaron de esa brutal experiencia. En la peor tragedia del Ejército en tiempos de paz de las últimas décadas, quedó demostrada que la falta de antecedentes que debieron haber sido básicos y elementales.

Ahora, en la crisis por la propagación del coronavirus, nuevamente ha cobrado mayor relevancia la entrega de información oportuna y fidedigna sobre el avance de la enfermedad. En la estructura definida desde el nivel central, los datos de los nuevos contagiados, víctimas fatales y de recuperados son entregados por las autoridades nacionales del Ministerio de Salud. Después se desglosa a nivel regional que, a través de las seremi, lo divulga a los medios de comunicación de sus respectivos territorios.

Esta modalidad fue implementada a poco de detectarse los primeros casos y, en términos generales, funcionaba relativamente bien en cuanto a entregar los reportes diarios a los medios de comunicación. Pese a lo anterior, y dadas las características de la enfermedad que obliga puntos de prensa que se transmiten online, prácticamente no existe posibilidad de inquirir más detalles sobre alguna materia de interés.

Sin embargo y, a medida que ha aumentado la cantidad de infectados y, en consecuencia, se incrementa la preocupación ciudadana por la manera en que progresa el virus, esta modalidad ha empezado a mostrar fallas. A la mencionada imposibilidad de inquirir a la autoridad de manera efectiva, en los últimos días, el informe remitido desde el nivel regional ha llegado tarde y evidentemente incompleto. Solo un ejemplo: el lunes se reportó el primer caso de coronavirus en Quilaco pero ayer miércoles no figuraba en el informe de la Seremi de Salud. Tampoco el caso del señor fallecido en Nacimiento que tenía el virus.

La falta de esos antecedentes así como su tardía entrega abren paso a los rumores, conjeturas y comentarios y, consecuentemente, a la incertidumbre. Al cabo, levantan un manto de duda sobre lo obrado por la autoridad lo que puede resultar tremendamente perjudicial en tiempos de crisis porque socava la fe pública, un valor que está siendo cada vez más escaso.

Bien sabemos que se ha hecho un esfuerzo enorme en los últimos meses por parte de las autoridades responsables para procesar el caudal de datos sobre los contagiados, los fallecidos y recuperados. También sabemos que el centralismo aplaca las intenciones de las regiones para contar sistemas más expeditos de entrega de la información.

Confiamos en que las dificultades, inexactitudes y demoras podrán subsanarse de manera satisfactoria. Estamos convencidos que los medios de comunicación no lo hacen por el afán de ser primeros no por el morbo, sino por la responsabilidad social que tienen frente a ciudadanía que requiere y exige información efectiva y oportuna en tiempos de crisis.

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes