suscríbete al boletín diario

Editorial

Las cifras no cuadran


 Por La Tribuna

Según el informe nacional, que emite el Ministerio de Salud, el número de contagiados por Coronavirus en el país alcanzaba ayer (con corte a las 21 horas del 31 de marzo) los 3031 personas, se reportaban 16 fallecidos, y un total de 234 casos recuperados de la enfermedad.

Un cómputo que se acrecienta en una cifra cercana, en los últimos tres días, a las 300 personas.  Un recuento además, que no tiene mayor impacto que ver el avance de la enfermedad en todo el país, y algunas de las medidas progresivas que se están adoptando a nivel de Estado, para controlar la situación.

No tiene otro fin, porque en rigor no hay mayor especificación de los lugares de contagios, ni una sectorización de los mismos, información que es complementada luego de la vocería oficial, a través de comunicados ministeriales o deslizada antes o después de las cifras oficiales, por algunos alcaldes.  Claramente, esto se debe a que los discursos no permiten abordar el detalle del caso a caso, y las preguntas de los medios de comunicación siempre son más, que las que por tiempo se alcanzan a responder. 

No obstante, hay una situación reiterada no solo a nivel nacional, sino también a nivel local, respecto a ciertas incongruencias entre los comunicados “oficiales” y las vocerías públicas.

Por ejemplo ayer, según lo que fue consignado en los medios nacionales el Ministerio de Salud informó de manera errada el número de contagiados disgregado por región y debió eliminar casos dados a conocer en su sitio web.  Según la tabla que publica diariamente el ministerio, existían  dos nuevos casos en Tarapacá, lo que elevaba el número de contagios a nivel nacional en las últimas 24 horas a 295 y no 293 tal como lo informó el titular de la cartera, Jaime Mañalich, en la conferencia de prensa.

Luego, se conoció que ambos casos constituían un error, pues en dicha división territorial –se informaba mediáticamente- no existiría tal aumento de personas positivas al virus y la cifra verdadera corresponde a 0, manteniendo un total de 10.

En nuestra provincia, se evidenció una situación similar cuando a las 12.12 horas de ayer, la Secretaría Regional Ministerial de Salud emitió su informe diario, donde daba cuenta de 26 casos en total para la provincia de Biobío (cifra que se mantenía por tercer día consecutivo), y 10 para Los Ángeles.  

Sin embargo, minutos más tarde, a través de una conferencia de prensa, el delegado de la autoridad sanitaria de Biobío, añadió dos nuevos contagios, correspondientes a la capital provincial. Asimismo, ya se conocía un nuevo caso confirmado en Cabrero, que no había sido reportado.   

A nivel nacional, el desacierto fue explicado por el Minsal, aduciendo un error de sistema, en tanto, en la provincia se indicó que los dos casos, en el reporte figuraban “en investigación” pero con el correr del día efectivamente eran casos confirmados. 

Estamos en tiempos de crisis, y estás situaciones sin duda pueden ocurrir, pero claramente hay mucho que mejorar en la entrega de información oficial, pues más allá del conteo de los casos, estas incoherencias generan desconfianza en la población; y hacen resurgir infaltables rumores como que “los casos no son reportados, que existe ocultamiento de información o más aún, que hay un manejo de la misma”.

Por eso, el llamado sigue siendo siempre en positivo, y es a mejorar, porque sabemos que la ciudadanía está expectante e incierta respecto al devenir futuro de esta enfermedad, y mucho de lo que se informa cala hondo en el estado de ánimo de las personas.

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes