suscríbete al boletín diario

Editorial

Vida sana en tiempos modernos


 Por La Tribuna

Por Juan Villalobos

Chile se encuentra en el 6° lugar mundial en obesidad infantil y en el primer puesto en América Latina, según un estudio publicado en la revista del Instituto de Nutrición y Tecnología de los Alimentos (INTA), en que se advierte que en Chile el 70% de los niños será obeso en el corto plazo. Esta problemática afecta también a los adultos y por eso es tratado por diversas instituciones. En este contexto el  consejo Nacional de Educación aumentó de 2 a 4 horas la clase de educación física y salud, nombre que recibe en la actualidad -de primero a cuarto medio- la asignatura, la que comenzó a regir en 2013 para la mayoría de los colegios en Chile.

En la mayoría de los establecimientos, sin embargo, notaron que a pesar de haber aumentado las horas de esa asignatura, la obesidad seguía siendo imperante. ¿La razón? Los quioscos seguían vendiendo comida chatarra. Con la implementación de la Ley de etiquetado de alimentos, se prohibió vender productos altos en grasas, azúcar o sal en los negocios de los colegios y reemplazarlos por alimentos saludables. La reglamentación incluía en los envases de los productos, el mensaje “alto en” cuando un alimento excediera la norma de calorías. En este contexto que les preocupa a las autoridades y encargados de esta norma, es la existencia de vendedores ambulantes fuera de los establecimientos, los cuales ofrecen sopaipillas, completos, papas fritas, etcétera. Y también en cómo se cuida la gente en sus hogares, qué es lo que consumen o dan a los niños. Una buena iniciativa es comenzar a digerir comida saludable y en el caso de los niños, enviarles una colación que no sea “chatarra” promoviendo una alimentación saludable como la formación de un hábito en los más pequeños.

Los Ángeles en este contexto, ha realizado a través de los últimos años, cambios relevantes en la comunidad con la intención de plasmar en los niños/as la importancia del deporte, la alimentación saludable y la vida sana. Un gran abanico de actividades se desarrollan habitualmente como corridas familiares, clicletadas, campeonatos deportivos de diversa índole. Con la finalidad de incentivar a los niños, jóvenes y adultos a una vida con deporte, junto a sus familias, y así evitar el sedentarismo y la obesidad en la región del Bío Bío. Actualmente hay programadas más de 23 corridas en la región según la agenda en el sitio www. corre.cl

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes