martes 31 de marzo, 2020

noticias por comunas

suscríbete al newsletter

Editorial

Parquímetros y cobro por minuto


 Por La Tribuna

Si bien el valor es el mismo, y no constituye una rebaja en el servicio, la puesta en marcha esta semana del cobro por minuto efectivamente utilizado en el sistema de parquímetros de Los Ángeles, fue bien valorada por la comunidad, que sorpresivamente vio que la medida anunciada y aprobada hace algunos días por el municipio, se concretaba finalmente.

En efecto, en la jornada del miércoles 5 febrero se puso en marcha esta modalidad de cobro que había sido aprobada por el Concejo Municipal en una sesión extraordinaria realizada el pasado 22 de enero. En aquella sesión, en que también se debió visar el traspaso de la concesión a otra empresa, se puso la lápida al sistema anterior que regía desde mediados de 2008 cuando la empresa ECM se adjudicó la concesión del servicio. Dicha modalidad consistía en el cobro por tramo, es decir, si se estaba aparcado 1 ó 30 minutos, el valor a pagar era el mismo. 

Algo de justicia para los usuarios de un servicio, que no ha estado ajeno a una serie de polémicas, desde la concreción de un contrato que data del año 2008, y que dejó, en términos simples, amarrada a nuestra ciudad, a una concesión por 35 años. El contrato primitivo obligaba a la empresa a pagar mensualmente la suma de 9 millones, la que tendría un tope de 13 millones.

Además, durante los 35 años del contrato, que fue modificado y logró bajarse a 33, se estipula que se debe pagar una suma de mil 700 millones de pesos en ese plazo, pues ECM reparó el Paseo Colón entre Lautaro y Tucapel. Para ello tenía 145 días, pero demoraron más de un año.

A 11 años de la firma del contrato que amarró a Los Ángeles, el Concejo Municipal votó por segunda vez una modificación, que incluye tres puntos principales: el primero fue el traspaso de la concesión hasta el 2041, de la empresa ECM a la empresa Propark S.A; tema que no tiene mayor implicancia para la ciudadanía. Los otros dos puntos, claramente son favorables, y es la donación que deberá entregar la empresa a Bomberos y por supuesto, el cobro por minuto que era una demanda ampliamente sentida en la comunidad.

Sin duda, un avance importante para un contrato adverso para la comuna, del que sin duda, hay que sacar grandes lecciones, que no se pueden replicar, por el bien de Los Ángeles y su desarrollo urbano y social.

Especial Coronavirus

  • Compartir:
Newsletter

opinión

lo más leído

Revise su correo para confirmar
la suscripción
logo-ediciones-anterioes