martes 18 de febrero, 2020

noticias por comunas

suscríbete al newsletter

Editorial

Día Mundial contra el Cáncer


 Por La Tribuna

La Organización Mundial de la Salud, el Centro Internacional de Investigaciones sobre el Cáncer (CIIC) y la Unión Internacional Contra el Cáncer (UICC) conmemoran el 4 de febrero de cada año como el Día Mundial contra el Cáncer,​ una instancia que tiene por objetivo aumentar la concientización y movilizar a la sociedad para avanzar en la prevención y control de esta enfermedad.

En Chile, según datos del INE, el 25,9% del total de decesos ocurridos durante el 2017 fue por esta causa, es decir, un total de 27.504 personas falleció ese año debido a este tipo de enfermedad que, a su vez, fue la segunda causa de muerte más importante entre las personas de 65 años o más. Los tumores que más decesos produjeron fueron el del estómago, el de bronquios y pulmón, el de la próstata y el de colón.

Esta cifra significó un aumento respecto a 2016 y 2015, años en que hubo 27.183 y 26.866 fallecimientos por tumores, respectivamente. Sin embargo, la proporción dentro del total de muertes se mantuvo casi igual: los tumores representaron el 26,1% de los decesos en 2016 y el 26,0% en 2015.

Los más afectados por estas enfermedades fueron los adultos mayores de 65 años o más, ya que ese año 19.391 personas de ese grupo etario fallecieron por tumores, lo que transformó al cáncer en la segunda causa de muerte más importante entre las personas de esa edad, llegando a representar el 25,1% de los decesos de ese grupo (la primera causa son las enfermedades del sistema circulatorio, con 31,0%).

A su vez, la mayor cantidad de decesos por tumores se produjo en hombres, con 14.343 (52,1%) casos, en tanto que hubo 13.161 (47,9%) mujeres que fallecieron por esa causa.

Sin duda, cifras lamentables y que van en alza, y aunque los sistemas de salud han avanzado mucho en materia de prevención aún es una enfermedad que una vez detectada, es más bien sinónimo de muerte. La detección precoz de cualquier tipo de cáncer, así como adoptar hábitos de vida saludables sin duda revertirían estas cifras.

Según la Organización Mundial de la Salud, un 30% de las muertes por cáncer podrían evitarse cambiando ciertos hábitos de vida; como por ejemplo, realizar actividad física de forma habitual, alimentarse saludablemente, evitar consumir tóxicos y por cierto, vivir en armonía. En el fondo, asumir que somos responsables de nuestra salud es fundamental para la prevención. 

Entonces, ese es el llamado, ya que bien es sabido que esta enfermedad, no sólo deteriora la calidad de vida de la persona que la padece, sino que se transforma en una carga emocional y económica que afecta a nivel familiar.

Newsletter

  • Compartir:

opinión

lo más leído

Revise su correo para confirmar
la suscripción
logo-ediciones-anterioes