viernes 21 de febrero, 2020

noticias por comunas

suscríbete al newsletter

Editorial

Campeonato Nacional de Fútbol Femenino

Comunas como Mulchén y otras de similar tamaño, perfectamente pueden asumir el desafío que implica llevar a cabo torneos y campeonatos de esta envergadura. Fueron 12 delegaciones de todo el país, incluyendo a la comuna anfitriona, las que dieron vida a este certamen que, en los varios días de competencia, tuvo siempre una alta presencia de público.


 Por La Tribuna

Más de cinco mil hinchas colmaron el domingo las graderías del estadio de Mulchén para presenciar la finalísima de la primera versión del Campeonato Nacional de Fútbol Femenino Amateur, que enfrentaba al cuadro anfitrión con su similar de Calera de Tango. Dicha final no pudo ser más dramática: después de una igualdad a cero, los equipos debieron dilucidar al ganador por el expediente de los lanzamientos penales. Nadie se movió del estadio hasta que un furibundo zapatazo de María José Zapata Chávez dejó sin opción a la arquera rival y coronó al cuadro bureano como el justo ganador en la cita deportiva.

La experiencia del fin de semana tiene varios puntos muy positivos para resaltar. Es relevante desde el punto de vista del mérito deportivo porque las jugadoras de Mulchén quedarán en la historia como la selección que, por primera vez, se impuso en nacional de la disciplina. Un logro que no sólo enorgullece legítimamente a la comunidad mulchenina, sino que a toda la provincia de Biobío que se alegró con el resultado final del certamen.

Lo segundo tiene que ver con la perspectiva de género. Después que por años fuera mirado en forma despectiva, incluso hasta llegar a la discriminación frontal, el fútbol femenino empieza a imponerse lentamente como una disciplina deportiva que, día a día, suma más adeptas. Los logros de la selección femenina adulta han ayudado en este proceso de reconocer y validar lo hecho por todas las deportistas que han derivado en el fútbol. Sin embargo, en este punto queda mucho por avanzar. Las diferencias en términos de auspicios, respaldo y cobertura mediática hacia el fútbol de mujeres respecto del de los hombres, es aún enorme. Aunque se ha disminuido la brecha en los últimos años, queda mucho trabajo por delante para posicionar esta actividad. En ese marco, un paso en ese sentido fue el torneo realizado en suelo bureano.

Una tercera dimensión es que, definitivamente, comunas como Mulchén y otras de similar tamaño, perfectamente pueden asumir el desafío que implica llevar a cabo torneos y campeonatos de esta envergadura. Fueron 12 delegaciones de todo el país, incluyendo a la comuna anfitriona, las que dieron vida a este certamen que, en los varios días de competencia, tuvo siempre una alta presencia de público.

Aunque la organización del campeonato en sí mismo corrió por cuenta de la Asociación Nacional de Fútbol Amateur (ANFA), la comuna bureana debió hacerse cargo de toda la logística que implica un evento de alta convocatoria. Fue necesario gestionar detalles importantes como hospedaje y alimentación para las delegaciones, además de un sinfín de detalles que permitieron llevar a cabo un certamen sin grandes contratiempos.

Lo hecho revela que la comuna de Mulchén puede hacerse cargo de actividades de esta envergadura, que es capaz de responder a un desafío mayor que pone a prueba sus capacidades de acoger a delegaciones de todo el país. Aun cuando siempre hay aspectos que mejorar, la experiencia es tremendamente valiosa y demuestra que, perfectamente, se puede tomar el ejemplo para replicarlo en otras comunas de nuestra provincia de Biobío, para dejar de mirar a Los Ángeles como el único lugar capaz de llevar a cabo justas de ese tipo.

En suma, lo ocurrido el fin de semana fue muy positivo y se puede y se debe seguir repitiendo todas las veces que sea posible y necesario.

Newsletter

  • Compartir:

opinión

lo más leído

Revise su correo para confirmar
la suscripción
logo-ediciones-anterioes