suscríbete al boletín diario

Editorial

Licitación del estadio y el efecto empleo


 Por La Tribuna

“El sueño sigue intacto”. Así fue señalado por la Municipalidad de Los Ángeles, luego de informar que el proceso de licitación para la construcción del nuevo estadio de la capital provincial, fue declarado desierto. Sin embargo, se apostará por un segundo proceso de licitación.

Según se comunicó, de la lista de 17 empresas visitantes que vinieron a ver el proyecto, solo dos ofertaron, acercándose y ajustándose a la oferta económica, pero aun así sus propuestas sobrepasaban los recursos disponibles. Ante esto, se decidió volver a ofertar, con los retrasos que esto significa.

Recordemos que la construcción de un estadio para Los Ángeles, que contempla una inversión que bordea los 22 mil millones de pesos, es un añoso anhelo de la comunidad de Los Ángeles que ha sido impulsado arduamente por el propio alcalde, Esteban Krause, quien no ha estado ajeno a conflictos y polémicas. 

Y es que en pleno estallido social se produjo un entredicho de autoridades, entre el intendente y el propio alcalde, cuando dicho proyecto se puso en duda considerando lo oneroso de su realización, en un marco de crisis país.

Superado esto, el proyecto siguió su curso, y más allá de contar con un gran recinto deportivo para la provincia de Biobío, este proyecto se empinaba con una excelente alternativa de reactivación del empleo en la zona (ampliamente afectado también por el estallido social).

Pues ahora, los plazos se retardan y esas posibilidades de mayor empleo y reactivación económica, también se alejan. Es por ello que es de esperar que este segundo proceso de licitación sea ágil y logre concretarse, y también que se realicen los esfuerzos económicos necesarios para ajustar los valores disponibles a las propuestas económicas.

Hoy, la diferencia de valores no sería superior al 10% del proyecto, nada si se considera lo que puede significar para la provincia poner en marcha el proyecto.  Insistimos no solo por cumplir un sueño final, sino por todos los beneficios del proceso.

Ojala los esfuerzos sean los mayores posibles para una pronta concreción de las obras porque este proyecto emblemático, además de ser un gran sueño deportivo, es una oportunidad de empleo y una posibilidad de reactivación económica en un año que se avizora complejo.

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes