domingo 19 de enero, 2020

noticias por comunas

suscríbete al newsletter

Editorial

Deslealtad en clubes de Segunda División: cuando el deporte refleja una realidad nacional


 Por La Tribuna

Gonzalo Meller

El que no está dispuesto a arriesgar, no tiene derecho a exigir ni a obtener la victoria. La actualidad del país, enmarcada por distintas protestas y decisiones drásticas para obtener cambios trascendentales y profundos en distintos aspectos sociales, no ha estado ajena al deporte, como es el caso del fútbol, que a través del Sindicato de Futbolistas Profesionales (Sifup), se sumó a las demandas nacionales emplazando al gobierno y solicitando también al ente rector del balompié nacional, la Asociación Nacional de Fútbol Profesional (ANFP), mejoras sustanciales para sus trabajadores, junto al desarrollo de los campeonatos en todas sus categorías.

Asimismo, de forma particular, los clubes que pertenecen a la tercera división del balompié también emplazaron a la ANFP, entregándole un documento que precisa que de no ser tomadas en consideración las necesidades de la olvidada categoría de bronce del balompié nacional, entre ellas atender los problemas económicos, el campeonato válido por la Segunda División profesional no se jugaría.

En mutuo acuerdo, nueve clubes, entre ellos Colina, Lautaro de Buin, Recoleta, Independiente de Cauquenes, Fernández Vial, San Antonio Unido, General Velázquez, Vallenar e Iberia, declararon que “de no ser tomadas en consideración nuestras necesidades, lamentablemente será imposible nuestra participación en las competencias oficiales de la temporada 2020”.

Hasta lo anterior, todo bien. Unión en el fútbol en busca de un trato más digno para una división que no tiene voz ni voto, menos recursos desde el Canal del Fútbol, por lo que todos los años lo aquejan evidentes problemas económicos.

El problema es que la unión solo quedó en escrito, debido a que el acuerdo era que no se tomaran acciones para el campeonato 2020, y así ejercer presión hacia el ente rector del fútbol chileno para que tuviera en cuenta que este emplazamiento sería en serio. Lamentablemente, Fernández Vial, Deportes Concepción y Lautaro de Buin, entre otros, ostentan actualmente nuevos refuerzos.

Frente a lo que evidentemente es una “mala jugada”, el gerente deportivo de Deportes Iberia S.A.D.P, Alejandro Gutiérrez, manifestaría que “cada club es responsable de sus actos, pero la verdad es que existía un compromiso con el oficio que se entregó a la ANFP sobre los requerimientos en conjunto de todos los equipos de segunda, y esta era muy clara en manifestar que deseamos que se nos escuche, de no ser así, no se jugaría el campeonato”.

En conclusión, si bien cada individuo es responsable de sus actos, cuando se logra un acuerdo, debe ser respetado. Algunos dirán que por “honor”, pero la verdad es que en estos tiempos de crisis, lo peor es la división, ya que con ella, los beneficiados seguirán siendo los de siempre, y los perjudicados, los mismos que siguen perdiendo al no lograr cambios profundos en la realidad nacional.

Newsletter

  • Compartir:

opinión

lo más leído

Revise su correo para confirmar
la suscripción
logo-ediciones-anterioes