suscríbete al boletín diario

Editorial

Se acaba el agua en los Saltos del Laja


 Por La Tribuna

Lo de este fin de semana fue penoso, una de las postales más hermosas de la Provincia de Biobío, simplemente dejará de existir si no se regula el uso de las aguas del río Laja.

Muchos son los factores que han influido en la baja del caudal, no sólo de este afluente, también de otros tan importantes como el Biobío.

El tema es que quien pasa por la postal apunta a las forestales y a los canalistas, también a los agricultores, sin embargo, todos han golpeado la puerta de la autoridad una y otra vez para regular su uso y proteger el recurso para seguir con la producción.

Es cierto, muchas personas entre la cordillera y la ex Ruta 5 Sur, utilizan las aguas del río Laja sin conciencia, sacando el recurso de su caudal para regar los predios de manera inescrupulosa y sin conciencia.

La sequía es otra de las causas que provocó la baja del caudal, pero todo podría ser manejado si se hiciera oídos a las demandas de los gremios, agricultores y canalistas.

De hecho son estos últimos lo que piden a gritos al Ministerio de Obras Públicas que, a través de su Dirección General de Aguas y de su Dirección de Obras Hidráulicas, se regule el uso del Laja permitiendo la conformación de la anhelada Junta de Vigilancia, que hasta hoy, lucha por constituirse.

Da pena ver uno de los lugares más hermosos de nuestra provincia en estas condiciones, da pena saber que existe una forma de remediarlo y que los verdaderos expertos, es decir los agricultores, los forestales y los canalistas, ya tienen una solución para evitar que se seque y que está detenida por lo que llaman “indolencia” de la autoridad.

Como el medio más importante de nuestra provincia debemos cooperar en la solución de este problema y desde ya comenzamos con una investigación que permite identificar el origen del problema y las trabas que presenta nuestra burocracia para impedir la solución.

Si la voz de los expertos da una respuesta a la problemática y la autoridad frena su realización, debe ser por algo, pero mientras se ponen de acuerdo, nosotros los habitantes de Biobío, seguimos viendo como utilizan, sin amor, un recurso que es de todos.

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes