suscríbete al boletín diario

Editorial

Desastre en la COP25


 Por La Tribuna

Desazón en Madrid. El cierre de la COP25 no fue para nada lo que esperaba Chile actuando como país presidente de la comisión que buscaría -entre otros grandes acuerdos- apurar el tranco en cuanto al cuidado del medioambiente y tratar de lograr un consenso en el artículo 6 del Acuerdo de París firmado en 2012 que regula los mercados de bonos de carbono. A pesar de extender la reunión por dos jornadas más, lo que provocó una tensión extraordinaria en los equipos negociadores, finalmente no se pudo y la COP 25, que presidió Chile en Madrid, fracasó.

Uno de los resultados más relevantes fue el compromiso de 73 países pertenecientes al Convenio del Cambio Climático para reducir las emisiones de CO2 desde 2020 y así de alcanzar la neutralidad de carbono para el año 2050. De hecho Chile anunció en la capital española que se adelantaría el cierre de cuatro plantas que hoy producen energía con carbón. El problema es que este pacto, pese a estar suscrito por más de 70 países, representa sólo el 10% de las emisiones en todo el planeta. China, India, Brasil y Estados Unidos, que juntos aportan más del 50% de las emisiones de gases de efecto invernadero, descartaron su participación en el acuerdo. De hecho Estados Unidos reafirmó su salida del Acuerdo de París, suscrito por más de 90 países de forma individual y la Unión Europea. Un tratado en el que las naciones se comprometen y se obligan a cumplir con metas significativas para evitar el calentamiento global. “Se pudo haber cometido muchos errores”, dijo la ministra Carolina Schmidt, quien ofició como presidenta de la COP25.

El objetivo que Chile se propuso, tratar de acordar el polémico artículo 6, quizás fue demasiado alto. Pero más allá de culpar al actual gobierno por el fracaso en las negociaciones y el poco resultado que se logró en España, lo cierto es que el planeta sigue perdiendo y será un año largo hasta la próxima COP para tratar de lograr algún avance significativo. El desastre de la COP25 no es tan importante para el gobierno como lo es para el planeta, que sigue perdiendo terreno ante las emisiones de carbono y el cambio climático generado por éstas.

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes