domingo 17 de noviembre, 2019

noticias por comunas

suscríbete al newsletter

Editorial

El vital elemento


 Por La Tribuna

La Dirección General de Aguas de la región del Biobío emitió a principios de septiembre su boletín de la Unidad de Hidrología correspondiente a agosto de 2019. En él se analizan los números que dejaron las precipitaciones del mes y su relación con el año 2018 y con un año normal. Se muestran también los centímetros cúbicos de nieve que se acumulan en la alta cordillera y también los cauces de los principales ríos de la región. En suma, una completa revisión del estado del recurso hídrico, justo cuando se inicia el regreso hacia los meses más secos del año.

Según esos números, la provincia de Biobío presenta un déficit de casi un 30% con respecto a un año normal y un 10% con respecto a lo caído en 2018. Sus números se ubican justo en el promedio de la región, que tiene a Concepción con un preocupante 41% déficit. En cuanto a la nieve acumulada, hay un déficit del 10% con respecto al histórico promedio de la última década, pero un sorprendente 53% de superávit con respecto al año pasado. Un número que significa unos 526 mm de agua acumulada.

Los embalses preocupan también. El lago Laja está en casi un tercio de su número histórico y poco más del 20% de su capacidad máxima. El embalse Ralco tiene un cuarto del promedio histórico, mientras que el Pangue está en un 97%. En cuanto a los cauces, en resumen la región del Biobío presenta en los principales ríos de la región un déficit promedio de 34.3% para el período abril – agosto 2019, mientras que el mes de agosto 2019 presenta un déficit de 11.6%. En ambos casos, comparado con el promedio estadístico histórico para igual período de mes.

Son números que sin sorprender hablan a las claras de que en los meses de verano el recurso nuevamente será escaso y que cada vez se hace más vital un uso razonable de éste. Existen diversos proyectos en la provincia para hacer más sustentable el uso del agua, como por ejemplo la esperada Junta de Vigilancia del Laja. Otros como capacitación en riego tecnificado o el mejoramiento de los canales de regadío son vitales para ocupar de mejor manera un recurso que cada vez se torna más escaso.

Newsletter

  • Compartir:

opinión

lo más leído

Revise su correo para confirmar
la suscripción
logo-ediciones-anterioes