sábado 19 de octubre, 2019

noticias por comunas

EDICIÓN IMPRESA

Editorial

¿Cómo sigue el paro de profesores?


 Por Sebastián Carrizo

Quizás intuyendo que el inicio de las vacaciones de invierno podría debilitar al movimiento, el presidente del Colegio de Profesores, Mario Aguilar, rompió el silencio que había mantenido hasta ese minuto al momento de las consultas a las bases y luego de la reunión del lunes pasado con el Ministerio de Educación llamó a deponer el paro. Para ser exactos, usó el verbo “replegar”, que algunos entendieron como un fin al movimiento y otros como una forma de juntarse para tomar más fuerza.

Mientras se trataba de entender su pedido, la respuesta llegó desde las urnas. Poco más de la mitad de los docentes en el país optó por proseguir con la movilización y lo dejó en una posición muy complicada al mando del gremio. Desde el gobierno comienzan a quitarle el piso y en las filas de su propio magisterio también se le puso complicada la pista.

Es que los desafíos que tiene por delante el Colegio de Profesores ahora no son menores. Por un lado, enfrentan la posibilidad cierta de que en vacaciones el movimiento pierda la fuerza y el apoyo que había logrado durante el mes anterior. Esto porque ahora el Ministerio de Educación no tiene ningún apuro para terminar el con el problema antes de dos semanas. De hecho, según cifras entregadas desde La Moneda, actualmente solo un 5% de los establecimientos se mantiene plegado al paro.

Por otro lado, al estar divididos prácticamente en mitades, separadas por solo 255 votos, la negociación por parte del Gobierno se hace más fácil. Basta con hacer un ofrecimiento mínimo extra, que beneficie a un reducido número de docentes, para que esos votos se registren en la opción de deponer el paro y así quizás las demandas de fondo tendrán que esperar. La opción de quedarse con poco entre las manos hoy, contrario a lo que ocurría hace solo días, es muy concreta.

¿Error comunicacional? ¿Apego a las convicciones? Solo el tiempo dirá si el gremio de docentes desaprovechó la oportunidad de salir airoso de la movilización antes de entrar al periodo de vacaciones. Por el momento, el Gobierno parece haber dado vuelta la tortilla y dejar en ascuas al movimiento.

Newsletter

  • Compartir:

opinión

Revise su correo para confirmar
la suscripción
logo-ediciones-anterioes